La tuberculosis pulmonar es curable

Debido al tratamiento otorgado por el sector salud.
La tuberculosis pulmonar es curable

TIJUANA, B. C.- Martes 25 de junio del 2019.- Gracias al esfuerzo del personal y del tratamiento médico otorgado por la Administración Estatal que encabeza el Goberador del Estado, Francisco "Kiko" Vega de Lamadrid, la tuberculosis pulmonar es curable si se detecta a tiempo, por ello se exhorta a las personas que presenten tos por más de dos semanas acudir al Centro de Salud más cercano para realizarse un examen diagnóstico.

El Jefe de  la Jurisdicción de Servicios de Salud, Dr. Oscar Ginera Aparicio, indicó que durante el 2018 concluyeron con éxito el tratamiento 196 personas en la región de Tijuana, Tecate y Rosarito, lo que representa el 66% de los pacientes en tratamiento.

La tuberculosis pulmonar es una enfermedad infecciosa, generalmente crónica, causada por el bacilo mycobacterium tuberculosis, la cual se transmite de persona a persona por el contacto a través de las gotitas de saliva que expulsa al toser, es importante mencionar que se cuenta con el medicamento para garantizar el tratamiento oportuno y completo a las personas afectadas por este padecimiento en la Jurisdicción de Servicios de Salud de la región.

A través de la estrategia TAES (Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado), que garantiza la entrega de medicamento totalmente gratuito por seis meses a quienes sean detectados con el padecimiento, se garantiza la recuperación de su salud, incluso dicho tratamiento se administra a domicilio por personal especializado en el área.

El titular de la Jurisdicción señaló que uno de los mayores problemas es el abandono del tratamiento, el cual tiene una duración mínima de seis meses, o la falta de detección oportuna ha provocado que un gran número de personas se vuelvan resistentes a los medicamentos, aumentando el costo hasta diez veces más, esto ocasiona mayor tiempo de recuperación de las personas.

  

Los principales factores de riesgo de la citada enfermedad son la mala alimentación, uso de drogas, un sistema inmunológico deficiente por alguna enfermedad, como diabetes, VIH/SIDA,  entre otras.

Sus síntomas son tos con flema por más de 15 días, fiebre, debilidad general, falta de apetito, pérdida de peso sin causa aparente, sudoración nocturna; por lo cual es importante que las personas que presenten esta sintomatología acudan a recibir atención médica, para que se les practique una prueba de análisis de flema (baciloscopía) y en su caso, reciban tratamiento oportuno.




MÁS SOBRE Salud