Alimentos peligrosos para los bebés

El único alimento que se le da al bebé hasta los seis meses es la leche materna o fórmula láctea
Alimentos peligrosos para los bebés
CIUDAD DE MÉXICO.- El único alimento que se le da al bebé hasta los seis meses es la leche materna o fórmula láctea, pero después de esa edad deberá complementarse con otro tipo de nutrientes como frutas, verduras, carne y pescado. Esto resulta todo un reto para los padres porque no todos los alimentos son buenos para los bebés a tan corta edad. Aquí te diremos qué alimentos es preferible no darles.

Según la NHS Choices, que es un sitio británico de salud ampliamente reconocido, recomienda que dejes a un lado a las espinacas en la dieta de tu bebé ya que contienen nitrato, el cual dificulta la digestión y podría sufrir del síndrome del bebé azul. Aunque nuestra experta en nutrición Fernanda Alvarado menciona que esto sucede cuando el niño es intolerante a ellas o las consume en exceso. Este síndrome se produce cuando el oxígeno no se distribuye y transporta adecuadamente por la sangre. Al faltarle oxígeno al bebé tiende a manifestarse en su piel un tono azulado, por lo que deberá ser llevado al médico lo antes posible.

Además de las espinacas, el nitrato también se encuentra en la lechuga, acelgas, col, betabel y apio, por lo que esas verduras de igual forma deben ser consumidas de forma esporádica mas no eliminadas de su alimentación y bajo la supervisión del pediatra.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha estudiado la presencia del nitrato de las espinacas en bebés menores de 12 meses, concluyendo que no deben consumirlas porque afectará su digestión y sería peligroso para su salud. En niños de 1 a 3 años tampoco se descartan dichas complicaciones, por lo que deberán dar de comer a los niños sólo un porcentaje mínimo una vez al día.

Los vegetales crudos como las zanahorias, ejotes, chícharos o apio tampoco se recomiendan porque se pueden ahogar con los trozos. Lo mejor es cortarlos entre un centímetro o centímetro y medio y que se encuentren cocidos para que tengan un aspecto blando y sea más difícil que los bebés los digieran ya que no tienen dientes.

Por último, la miel tampoco es recomendable porque pueden padecer de botulismo infantil. El Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) elaboró en el 2011 un informe sobre el botulismo infantil, concluyendo que la miel es el alimento que en mayores ocasiones aparece en los informes contagiando a los infantes. Los síntomas del botulismo son: estreñimiento, languidez, insuficiencia respiratoria y parálisis.

Además de estos alimentos, Fernanda Alvarado recomienda que los bebés no coman embutidos, refrescos, frutos secos y semillas, como la nuez ya que puede causar asfixia, así como leche de vaca, huevo crudo, azúcar o harinas refinadas. Así que échale un ojo a lo que le das de comer a tu bebé para que no padezca ninguna complicación y no olvides consultar todo con su pediatra.


NOTAS RELACIONADAS