7 cuidados navideños para tu perrito

7 cuidados navideños para tu perrito

La época decembrina comenzó, con ello vinieron adornos, árboles de Navidad entre otros productos o actividades que pueden poner en riesgo a las mascotas, como las series, esferas de cristal y alimentos dañinos. Por ello todo dueño responsable debe saber cómo prevenir accidentes y procurar el bienestar de su perro.

Ciudad de México. Miles de mexicanos decoran sus hogares para recibir la Navidad junto con su familia. Es una época llena de amor y diversión, pero si no se cuenta con supervisión y cuidados adecuados, estas festividades pueden alterar o poner en riesgo la salud de tu perro.

Los riesgos para los canes en esta temporada son diversos, lo ideal es tener una Navidad y Año nuevo lleno de felicidad, por tanto, debes anticiparte a la curiosidad nata de los cachorros por las series de luces y esferas de vidrio, así como a cambios de clima, abuso de alimento o dejarlos solos por tiempos prolongados.

Para que tu lomito se la pase muy bien en Navidad, Thaís Matos, veterinaria de DogHero, la comunidad de hospedaje para perros y de amantes de las mascotas más grande en Latinoamérica, recomienda estos 5 cuidados básicos:

  • Cuidado con los adornos: luces, cables, esferas coloridas, listones con múltiples formas y texturas son muy llamativos para las mascotas, pero representan un riesgo si son mordidos, lamidos o si se comen. Es recomendable asegurar al piso o paredes los cables y extensiones con sujetadores de plástico o cinta adhesiva, si es posible quitarlos de la vista de tu mascota.
  • Las esferas de cristal implican también un riesgo importante, pues la ruptura puede herir su hocico, almohadillas de sus patas y otras partes de su cuerpo. Considera sustituir el material por plástico e incluso, puedes decorar con encaje, listones y materiales reciclados.

  • Cuidado con la pirotecnia: el uso de fuegos artificiales en esta fecha es común; para los perros, puede provocar estrés y ansiedad por el estruendo y los colores cambiantes. El pánico que esto genera puede desencadenar síntomas como taquicardia o ansiedad que ponen en riesgo su salud.

    Para mantener a tu perro calmado, acondiciona un espacio o habitación donde los estallidos no se escuchen tan fuerte, usa el método Tellington Touch de vendaje para que sienta ligera presión y confort en su cuerpo; considera que la forma en la que tú reacciones será una guía: no busques consolarlo antes de que lo necesite, actúa de manera normal ante el ruido, dale tiempo para que asimile la situación y hazlo sentir seguro. La mejor recomendación es #NoUsesPirotecnia y convence a una persona más de no hacerlo.

  •  

  • Cuidado con lo que come y lo que bebe: Durante la cena de Navidad y Año Nuevo debes cuidar que tu perro no consuma alimentos o bebidas con alto contenido de azúcares, fósforo y grasas que les pueden causar diarrea, vómito, daños dentales y nerviosos. Algunos ejemplos comunes de esta temporada son el ponche, frutos secos y uvas.
  •  

    Evita darle sobras de comida y recalentado, pues la reacción puede ser dañina para su sistema digestivo; también observa que no ingiera bebidas alcohólicas, sobre todo si los asistentes a la celebración las dejan descuidadas en algún lugar al que tu can pueda acceder y probarlas. Si notas un comportamiento extraño, acude al veterinario de inmediato.

    Esta fecha es el pretexto ideal para preparar algo para tu lomito, puedes cocinar un par de recetas especiales como: pastel de carne con zanahoria, arroz y huevo o una bebida tibia a base de frutas como melón y fresas.

  • Cuidado con dejarlos solos: en estas fechas es común salir de viaje o realizar visitas extensas a familiares. Si al salir de casa no puedes ser acompañado por tu perro, lo ideal es alojarlo en el hogar de un anfitrión que lo cuide y atienda sus necesidades mientras no están juntos, de esta manera aseguras su bienestar y lo alejas de accidentes relacionados con adornos, luces y objetos.
  •  

  • Cuidado con el frío: Las primeras reacciones ante el frío que podrás notar en tu perro son: temblar, dormir más de lo habitual, letargo y acostarse en forma de "bola" para intentar calentarse. Prepárate para disminuir estas sensaciones térmicas en tu cachorro y complementa su cama con un par de mantas cálidas donde pueda acostarse, mantén sano su pelaje ya que es su método natural de mantenerse caliente y en razas que carezcan de este, no dudes en colocar una prenda que cubra su lomo.
  •  

    Las razas tienen diferentes capas y grosores de piel, la sensación térmica también varía mucho entre ellas. Los perros son animales de sangre caliente y regulan la temperatura corporal de la misma manera que los humanos.

  • Cuidado con las rutas de escape: Serán noches con mucho movimiento y ruidos. Ante las alteraciones a su rutina diaria, las posibilidades de que tu cachorro intente escapar son altas. Mantén las puertas siempre cerradas y pide a quienes te acompañan que sean cuidadosos con eso.
  •  

    Sé precavido también con ventanas y cualquier otro espacio abierto, ya que, aunque no represente un problema para ti, para el cachorro puede ser la oportunidad ideal para huir.

  • Cuidado con el estrés: Las fiestas y reuniones familiares o con amigos pueden estresar y poner nervioso a tu perro por ser desconocidos. Si bien, hay cachorros que son muy sociables, lo ideal es evitar sacarlos de su propia rutina y asegurarles una noche tranquila.
  •  

    No olvides vigilar a los niños, ya que, tras su interés por abrazar y jugar con tu can, la reacción puede ser riesgosa. Es importante respetar el espacio de tu lomito e incluso contar con un espacio apartado de la fiesta para que pueda descansar y sentirse tranquilo. 

    La mejor parte de la navidad y las fiestas decembrinas es pasar el tiempo con tus seres queridos, lo que incluye a tus mascotas. Garantizar su seguridad, comodidad y diversión, es parte fundamental de tu tranquilidad.



    MÁS SOBRE Salud