Abandonó las filas del PRI la regidora Bertha Martínez Villalobos

Argumenta que el partido se ha olvidado de uno de sus elementales principios, como es la justicia social y se ha olvidado de los ciudadanos
Abandonó las filas del PRI la regidora Bertha Martínez Villalobos

 


ENSENADA.- Bajo el argumento de que el partido no ha respondido a las expectativas de los ciudadanos y se ha olvidado de uno de sus elementales principios de justicia social, la regidora Bertha del Carmen Martínez Villalobos, abandonó las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).


Mientras anunciaba su renuncia, en un restaurante de la localidad, fue atacada verbalmente por un grupo de mujeres que aparentemente fueron contratadas por personajes del PRI estatal, entre ellos, según las mismas mujeres, el coordinador en este municipio del candidato a gobernador.


En conferencia de prensa, el grupo de aproximadamente 25 mujeres que se dijeron priístas, protagonizaron un escenario de gritos y consignas que quedaron registradas en transmisiones en vivo, a través de plataformas digitales.


Al término de la manifestación, ante la advertencia de la intervención de la fuerza pública por parte de la empresa restaurantera, que se vio vulnerada en la tranquilidad de los comensales, la regidora Martínez Villalobos dijo que desde una noche antes recibió amenazas si no desistía de su intento de renunciar al PRI.


Martínez, quien también preside el Sistema Producto Calamar en el país y desempeña en paralelo una función como edil del XXII Ayuntamiento de Ensenada, dijo que la amenaza provino del PRI estatal, aunque optó por no identificar a los autores.


Cuestionada por reporteros, Martínez desestimó que las amenazas pudieran escalar a su integridad física.


Decepción del PRI


Los hechos protagonizados por el grupo de mujeres activistas, algunas citadas sin saber a qué iban, según dijeron a reporteros, sólo confirman las razones por las que renunció a ese partido, dijo la dirigente empresarial y regidora.


Antes había sido delegada municipal en El Sauzal de Rodríguez, donde dijo, "viví intensamente el enorme privilegio que se tiene de estar al frente de una comunidad de la que toda la vida se es parte".


Con una trayectoria familiar de militancia en el PRI, abuelo líder minero y padre líder obrero, expresó que su abuelo participaba en tertulias con un grupo de intelectuales revolucionarios, entre ellos David Alfaro Siqueiros, recordó la ahora ex militante del PRI.


Como regidora propuesta por el PRI, dijo que también procuró estos casi tres años corresponder a la confianza de los electores que, con toda franqueza y decepción, “reconozco que mi partido no estuvo a la altura de la expectativa de la gente”, dijo durante la lectura de su renuncia dirigida a la Presidente del CEN del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas.


Ella tenía la opción de postularse como aspirante a relegirse en la regiduría, pero “no tuve cara para pedir la confianza de nuevo, a sabiendas que, como partido, ni en lo nacional, ni lo estatal y ni en lo local, habíamos estado a la altura de la gente que confió en nosotros”.


Es intolerante, agregó, el nivel de incompetencia y cerrazón como de la que fui testigo cuando un grupo de mujeres, reunidas con la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, 9 de cada 10 le expusimos que el PRI debía modificar sus procedimientos, que debía atender a su militancia, que debía desterrar prácticas nocivas para el futuro del partido y que el abuso del poder sería castigado por los electores.


“Comportamientos como las del dirigente David Ruvalcaba, el cual no únicamente fue omiso al no ser oposición del gobierno en turno, también lo fue al no señalar ni reconvenir las acciones de los propios”, añadió.


Así fue, la necedad se impuso y gracias a ello hoy apenas un cinco por ciento de los ciudadanos expresa su intención de votar por el partido, que se encuentra “tristemente a un paso de su extinción”.


Estas actitudes se castigan en un PRI cerrado, obtuso, anacrónico, y ahora de actitudes porriles, sin la mínima calidad, como la que vivieron mis padres y mis abuelos. Ese PRI no los representa a ellos y tampoco me representa a mi.


Por eso hoy hago pública mi renuncia al Partido Revolucionario Institucional.


“Sirva la presente renuncia", dijo, "como un grito desesperado a la dirigencia nacional y estatal, quienes son los responsables directos de lo que pasa en Baja California, que sientan la responsabilidad de los resultados del 2 de junio. El PRI se desmorona en sus narices y se niegan a verlo”.(bpa).


 


 



MÁS SOBRE Política

Abandonó las filas del PRI la regidora Bertha Martínez Villalobos
Trabajaré para dar rumbo y orden a Tijuana: Mónica Vega
Abandonó las filas del PRI la regidora Bertha Martínez Villalobos
Critica PAN festejos de MORENA; dice que está cerrada la competencia