Reporta CFE estados financieros financieros del segundo trimestre de 2020

Destacan la reducción de 60,602 mdp en los costos de operación y el incremento de 49,004 mdp en la utilidad de operación
Reporta CFE estados financieros financieros del segundo trimestre de 2020

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) presentó los estados financieros correspondientes al segundo trimestre de 2020, destacan la reducción en los costos de operación y el incremento en la utilidad de operación. El reporte refleja la estabilidad de la CFE, su nivel sólido de liquidez y su capacidad óptima de pago para cumplir con los compromisos y mantenerse como una empresa estratégica para el país y el Estado mexicano. 

Los ingresos acumulados de la CFE al cierre del segundo trimestre de 2020 ascienden a 247,623 mdp. En comparación con el segundo trimestre de 2019, esta cifra representa una reducción de 4% o 11 mil 598 mdp, que obedece principalmente a una disminución en las ventas al sector industrial debido la contingencia sanitaria por la COVID-19, esto a pesar del incremento en el consumo del sector residencial. 

Otro factor que incide en la reducción de ingresos es la disminución en el precio de venta de los combustibles que la CFE vende a terceros, esta disminución se debe a la caída en el costo de estos. Es importante destacar que se han mantenido los precios medios de la electricidad suministrada a los diferentes sectores con incrementos mínimos de un 3% en promedio. 

Al segundo trimestre de 2020 los costos de operación de la CFE sumaron 185,503 mdp lo que significó una reducción de 60,602 o 25.0%, en comparación con el mismo periodo del año anterior. En esta disminución incide la reducción en el costo de energéticos y combustibles en un 41%, contra el mismo periodo del año anterior, la cual se debe a una mayor disponibilidad de gas que reemplaza la generación con combustóleo, diésel y carbón, aunado a la disminución de los precios de gas continental y a la mayor utilización de la nueva infraestructura de gas natural. 

Así, la CFE obtuvo una utilidad de operación de 62,120 mdp, al cierre del segundo trimestre de 2020, lo que representa un incremento de 49,004 o 374% con respecto a la obtenida en el mismo periodo del año anterior, la cual fue de 13,116 mdp.  

Como resultado de los efectos económicos de la pandemia de COVID-19 y la caída de los precios internacionales del petróleo durante el segundo trimestre del año, se observó una fuerte depreciación del peso respecto al dólar, al pasar de 18.84 a 23.13 pesos por dólar, del 31 de diciembre 2019 al 30 de junio de 2020. Este efecto de depreciación y el hecho de que la CFE tiene una posición en moneda extranjera pasiva generó una pérdida por fluctuación cambiaria de 126,136 mdp que afectó el resultado integral de financiamiento, el cual pasó de 9,207 mdp a 157,764 mdp entre los primeros semestres de 2019 y 2020, respectivamente.  

La CFE mantiene su estrategia de disminuir en lo posible sus costos de producción y reducir los riesgos financieros de la deuda directa mediante la contratación de instrumentos de coberturas de las obligaciones financieras de deuda. 

Cabe resaltar que en el primer semestre de 2020 se generó un EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de 96,800 mdp, cifra mayor en un 100% a la del primer semestre de 2019, que ascendió a 48,466. 

Respecto al Estado de Situación Financiera, el valor total de los activos de la CFE al cierre del primer trimestre de 2020 registró un crecimiento del 5% respecto al cierre de 2019, al ubicarse en 2,208,021 mdp, lo cual se explica por el incremento en el rubro de efectivo y equivalentes (56%), activos por derecho de uso (6%) e instrumentos financieros derivados (798%), este último para mitigar el riesgo cambiario de la deuda directa señalada anteriormente. 

Por otra parte, el pasivo total de la CFE se incrementó en 13%, como resultado de la revaluación del pasivo por arrendamientos y de la deuda contratada en dólares, ya que el peso se depreció 20.5% entre junio de 2019 y junio de 2020. Adicionalmente, el pasivo por arrendamientos incrementó 128,724 mdp, equivalentes al 20% y la deuda 55,588 o 16% con respecto a los saldos a la misma fecha de 2019.  

Durante el primer semestre de 2020, la CFE implementó estrategias de optimización de sus pasivos financieros, tales como el acceso al mercado de capitales de Formosa y Luxemburgo en condiciones favorables, lo que permitió obtener la tasa de interés más baja en la historia financiera de la CFE (del orden del 4%), así como por la revisión de las condiciones financieras de la deuda directa. 

Finalmente, el patrimonio de la empresa registró una reducción del 13%, generado principalmente por el efecto adverso en los resultados del periodo, por la depreciación del peso frente al dólar, derivado también de los efectos económicos de la pandemia de COVID-19.  

A pesar del escenario económico generado por la pandemia deCOVID-19, la CFE mantiene el compromiso de no incrementar las tarifas de consumo de energía eléctrica a los usuarios y atender la decisión del Ejecutivo de mantener el subsidio a favor de los sectores residencial de bajo consumo y agrícola. 



MÁS SOBRE Nacional