Nadie nos ayudó, ¿a quién solapan?: Julián LeBarón

La comunidad fue la que salió al rescate: activista
Nadie nos ayudó, ¿a quién solapan?: Julián LeBarón

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 6.- La comunidad mormona LeBarón, asentada en la sierra de Chihuahua, está decepcionada de las medidas de seguridad de las administraciones local y federal, que no respondieron al llamado de auxilio ante el ataque que sufrieron el lunes sus familiares, dice Julián LeBarón.

"Nosotros fuimos los que llegamos a las camionetas baleadas. Lo denunciamos desde ayer [lunes] en la mañana y fuimos nosotros los que llevamos a las autoridades al [lugar del] incidente, porque ni la fiscalía de Chihuahua ni la de Sonora se movieron. No sabemos si porque tienen miedo, son cobardes o solapan a los delincuentes", asevera el activista en entrevista con EL UNIVERSAL.

Señala que nadie quiso apoyarlos, que fue la misma comunidad LeBarón la que salió al rescate.

Agrega que tras los funerales de sus nueve familiares: tres mujeres y seis menores, decidirán las acciones a seguir porque, asegura, el crimen no quedará impune.

"Esto que hicieron no tiene nombre, fue un atentado a todas las familias del país... Queremos saber quiénes son, por qué hicieron eso. Queremos saber quiénes los solapan, quiénes los protegen, porque si no se resuelve esto el país nunca va a estar tranquilo", indica.

En tanto, este martes se dio a conocer cómo sobrevivieron siete niños.

Devin, de 13 años, puso a salvo a sus hermanos, casi todos heridos, escondiéndolos entre los arbustos, y luego caminó durante seis horas hasta La Mora para pedir auxilio.

Además, en una camioneta baleada fue encontrada ilesa una bebé de siete meses, a quien su madre escondió antes de morir.




MÁS SOBRE Nacional