Con acciones en la Sierra Tarahumara, la Secretaría de Bienestar apoya a niñas y niños indígenas

Con acciones en la Sierra Tarahumara, la Secretaría de Bienestar apoya a niñas y niños indígenas

 

 Se visitan 9 regiones y 288 municipios de 12 estados de México con presencia de pueblos indígenas.

 María Luisa Albores y Ariadna Montiel secretaria y subsecretaria de Bienestar respectivamente, así como Juan Carlos Loera, delegado estatal en Chihuahua realizaron gira de trabajo en la Sierra Tarahumara.

Como se había anunciado, la Secretaría de Bienestar inició el pasado 15 de junio el registro para incorporar a habitantes de nueve zonas indígenas y con alto índice de pobreza al Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras que, hasta el momento, lleva un avance del 49.4 por ciento, es decir, 78 mil 370 incorporaciones.

 

Este sábado María Luisa Albores y Ariadna Montiel Reyes, secretaria y subsecretaria de Bienestar respectivamente, informaron que realizaron una gira de trabajo en la Sierra Tarahumara en Chihuahua acompañadas del delegado de Programas para el Desarrollo del estado, Juan Carlos Loera, para colaborar en el censo de esta región, lo que además forma parte de las acciones enfocadas al Plan Integral de la Sierra Tarahumara.

 

En esta visita se detectó que muchas niñas y niños indígenas no contaban con documentos como acta de nacimiento, por lo que las madres acordaron con carta compromiso ser incorporadas al programa y posteriormente, entregar los documentos faltantes; por ello, la Secretaría de Bienestar implementará acciones para apoyarlas en ese proceso.

 

En el marco de las Conferencias Bienestar en Palacio Nacional se precisó que este año se incorporarán 158 mil 747 niñas y niños, para llegar a 220 mil en total, dándole prioridad a quienes viven en comunidades indígenas, a quienes el personal de Bienestar está visitando casa por casa para captar a todas y todos los posibles beneficiarios.

 

Estas acciones acercan el programa de apoyo a las madres indígenas que buscan salir adelante a través del trabajo, pues viven en gran desigualdad, pobreza y rezago social, porque sus pueblos quedaron en el olvido de gobiernos anteriores y ahora podrán contar con un recurso para el cuidado de sus hijos mientras trabajan o estudian para mejorar su economía.

 

El programa permite que cada madre que estudia o trabaja pueda registrar a sus hijos de entre 1 a 3 años 11 meses, para que bimestralmente reciban por cada niña o niño beneficiario (máximo tres por familia), mil 600 pesos.



MÁS SOBRE Nacional