Por qué es importante la "Ley Olimpia" y qué hay tras el ciber acoso

Por qué es importante la Ley Olimpia y qué hay tras el ciber acoso

CIUDAD DE MÉXICO,  .- Adquirir un "pack", es decir, una o varias imágenes o videos con contenido íntimo o sexual, puede costar mil pesos en el mercado de explotación virtual, de acuerdo con "Las Revueltas", cooperativa feminista en Guerrero.

En este tráfico de imágenes se ven involucrados menores de edad y se incrementa con la llegada de nuevas aplicaciones pues los agresores van creando nuevas formas de hostigamiento y captación de este contenido. "Son grupos bien organizados que por medio de mensajería instantánea difunden 'packs'. Para acceder a esos clubes solo debes mandar uno", asevera Yolitzin Jaimes, vocera de "Las Revueltas", equipo que comenzó su labor de visibilizarían de la violencia digital hacia las mujeres en 2017.

Existen distintas manifestaciones de ciberacoso desde suplantación de identidad, "doxeo" (exhibición de datos personales y/o fotografías en internet con intención maliciosa), sextorsión (chantajear a una víctima; amenazar con publicar imágenes íntimas con el fin de obtener más fotos explícitas, videos, u obtener sexo de la víctima), hasta la creación de hashtags de hostigamiento en redes sociales.

En Guerrero se tienen identificados mil 200 casos de víctimas cuyas imágenes están alojadas en nubes de almacenamiento y que son compartidas sin su consentimiento, muchas veces por personas de confianza. Jaimes comenta que han podido atender únicamente a 119 de ellos debido a que las mujeres no denuncian.

Desde ya la difusión de contenido sexual sin consentimiento será castigada con hasta seis años de prisión en el estado de Guerrero, derivado de la aplicación de la "Ley Olimpia", que fue recientemente aprobada.

La reforma, aprobada por Pleno del Congreso del estado de Guerrero, señala que se "comete el delito de divulgación no consentida de imágenes o videos íntimos o sexuales, quien por cualquier medio publique, transmita, copie, reproduzca, modifique, emplee, difunda o comparta fotografías, imágenes, audios o videos con contenido sexual de otra persona sin su consentimiento a través de cualquier dispositivo electrónico en internet o a través de las tecnologías de la información y telecomunicación".

En el mercado de explotación virtual, así nombrado por distintos colectivos feministas, las imágenes son difundidas principalmente en redes sociales y dejan en un estado de vulnerabilidad y grave riesgo a las afectadas que, incluso, con la venta de "packs" en estos espacios, los agresores llegan a tener contacto físico con la víctima, pues se puede llegar a "comprar" a las jóvenes.

"La Ley Olimpia consta de tres reformas al código penal del estado para la tipificación de difusión de contenido íntimo y para la tipificación del ciberacoso. Las Revueltas han estado detrás de esta iniciativa presentada desde marzo de este año", afirma Yolitizin Jaimes.



MÁS SOBRE Internacional