Madre migrante se entrega para dar a luz y la patrulla le dice que la separarán del bebé

Madre migrante se entrega para dar a luz y la patrulla le dice que la separarán del bebé

Al entregarse, la patrulla la arrestó momentáneamente en una celda pero después la llevó al hospital Scripps Mercy de Chula Vista donde el bebé nació la noche entre el sábado y el viernes.

La joven madre estaba en un cuarto de maternidad pero bajo custodia de la patrulla fronteriza. Pidió ver al bebé y el patrullero se lo negó.

Según la madre primeriza, el agente le dijo que ella “iba a ser regresada a su celda o devuelta a México, y el bebé se va a quedar aquí con nosotros”.

“Tenga corazón, lo acabo de tener”, dijo la madre hondureña.

“Yo solo estoy cumpliendo reglas, es mi trabajo”, respondió el patrullero fronterizo.

Como la madre se preocupara, pidió hablar con su abogado, ante lo que el patrullero fronterizo desconectó el teléfono de la habitación y lo sacó. Algunos oficiales hicieron turno para custodiar el cuarto de la joven.

Cuando la prensa se presentó, la patrulla desplegó vehículos y oficiales por la parte trasera, la entrada a emergencias del hospital, los estacionamientos, y el acceso al pabellón de maternidad del hospital de Chula Vista.

El personal se seguridad del hospital pidió a la prensa que saliera de las instalaciones y no regresara. Los reporteros habíamos regresado periódicamente al hospital a lo largo del domingo y el lunes, cuando nos enteramos de que la patrulla posiblemente regresaría a la madre a Tijuana y mantendría al bebé recién nacido en San Diego.

Hasta la noche del lunes la patrulla todavía no respondía a la presa sobre planes que tuviera para la madre hondureña y el bebé hondureño estadunidense.

Una posibilidad que se mencionó a un abogado fue que la madre probablemente estaría en un albergue de San Diego y el bebé en un hospital infantil en el condado, de modo que la madre pudietra “visitar” a su hijo.

 



MÁS SOBRE Internacional