La 'niña' de 22 años acusada de querer asesinar a sus padres adoptivos fue mentira

El caso se hizo viral en todo el mundo
La niña de 22 años acusada de querer asesinar a sus padres adoptivos fue mentira

Tijuana.- Hace unos días, se dio a conocer el caso que perturbó a miles de personas, la historia de la pareja Kristine y Michael Barnett. La pareja adoptó en el 2010,  a una niña de nombre Natalia Grace,  quien padece un trastorno del crecimiento óseo

Luego de convivir con ella se habían dado cuenta que era una mujer de 22 años y que era una psicópata que intentaba asesinarlos, tales fueros las declaraciones que hizo la madre adoptiva como defensa ante el tabloide 'Daily Mail',  luego de haber sido arrestada junto a su ex- esposo por haber abandonado a la pequeña en el año 2013. 

Como era de esperarse, había varios argumentos contradictorios y las investigaciones dieron otros resultados. El periódico español, El Confidencial, realizó una ardua investigación sobre el caso, recopilando datos y contactando varias personas involucradas en el tema. Finalmente el medio dio por hecho que todo fue una mentira. 

Los datos que publicaron en su portal son los siguientes: 

2010-  Kristine y Michael Barnett declararon haber adoptado a Natalia en Florida cuando la niña contaba seis años.

Pero, el certificado de nacimiento especificaba que su nacimiento se produjo el 4 de septiembre de 2003, pero los padres rechazaban esta versión. Natalia Grace contaba entonces con casi ocho años, además de padecer displasia espondiloepifisaria congénita, un trastorno de los huesos que se traduce en baja estatura, anormalidades esqueléticas y, en ocasiones, miopía severa o pérdidas auditivas.

2011-  La Señora, Barnett  se da cuenta que tenía vello púbico. "Me quedé en 'shock", declaró. Meses más tarde, descubrieron restos de sangre entre su ropa, evidenciando que su hija adoptiva estaba teniendo ya la menstruación y trataba de ocultarlo.

Le practicaron tests de densidad ósea que arrojaron, según la madre, que la pequeña tenía al menos 14 años de edad.

2012 - Oficialmente, tenía que cumplir nueve en septiembre de ese año, pero en junio de 2012 los padres, convencidos de tener a una mujer adulta en su casa, lograron cambiar la edad legal de Natalia Grace a 22 años. Cómo lo lograron es otro de los grandes interrogantes de este caso.

Siempre según la versión de la madre, ese mismo septiembre, Natalia había tratado de lanzarla contra una verja electrificada, por lo que la niña fue internada en una unidad psiquiátrica y sometida a tratamiento.

 

2013- Luego la creciente fama de su hijo Jacob, nacido con autismo pero al mismo tiempo con un precoz talento para las matemáticas. El Instituto Perimeter de Física Teórica, ubicado en la ciudad canadiense de Waterloo, se interesó por el joven genio y la familia se dispuso a trasladarse allí para que el muchacho estudiara en el centro educativo. Natalia Grace, sin embargo, nunca llegó a cruzar la frontera.

 

Coincidiendo con el inicio del curso escolar, los Barnett alquilaron un apartamento en la ciudad de Lafayette y la dejaron allí con el alquiler pagado durante un año. El cambio de edad habría servido.

 

2014- El 3 de febrero de 2014, Michael Barnett registra en el Tribunal Superior de Hamilton (Indiana) una petición de divorcio contra Kristine. La niña seguía alojada en el apartamento de Lafayette, a 90 y 600 kilómetros respectivamente de su padre y madre adoptivos.

 

La joven ya había sido expulsada de la vivienda, por la falta de pago de alquiler. Su compañera de clase en la Lafayette Adult Resource relató que un día Natalia dejó de ir a clase. El director del centro dio la voz de alarma y ahí fue cuando el 'sheriff' del condado de Tippecanoe intervino y abrió el proceso judicial.

 

¿Qué sucedió después? El periódico ha podido encontrar testimonios de algunos vecinos que declaraban sobre el caso: "Mi hija se encontró a esta pequeña chica sentada en un porche, sola, sucia, sin zapatos y hambrienta. [...] Ella tiene ahora 16 años de verdad, pero por los cambios de edad legales, según la Justicia, tiene 30 años. Está feliz en una familia cristiana maravillosa. El padre adoptivo ha cooperado, pero la madre adoptiva no".

2016- Natalia Grace Barnett se fue a otro condado con la familia de Cynthia y Antwon Mans, al menos hasta 2018. Los datos recabados por El Confidencial, encontraron una foto donde la niña aparece sonriendo junto a los otros dos hijos de esta pareja evidencian esta versión.

imagen-cuerpo

Mientras tanto, sus anteriores padres adoptivos esperan la sentencia por negligencia infantil.

Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace. El Confidencial 









MÁS SOBRE Internacional