Embajador de Estados Unidos en la inauguración de SanYsidro modernizada

La frontera nos separa pero también nos une
Embajador de Estados Unidos en la inauguración de SanYsidro modernizada

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, dijo al inaugurar la modernización de la garita de San Ysidro que la frontera no solo es lo que separa a Estados Unidos y México, “sino también lo que nos une”.

Al participar en la ceremonia de conclusión de diez años de trabajos de modernización de la garita más transitada de las 42 que unen a México con Estados Unidos, el embajador destacó la importancia de Baja California para Estados Unidos y la región.

Dijo las exportaciones a Baja California alcanzan los 24 mil 300 millones de dólares, de los que seis mil 300 millones son solo para la región entre Tijuana y San Diego, y que la exportaciones a la región generan 566 mil empleos en Estados Unidos.

“Cuando asumí el cargo me planteé tres prioridades: migración, seguridad y comercio, y siento que al estar en esta frontera estoy en el epicentro, en la zona cero de todas esas prioridades”, dijo el embajador, quien percibe cambio gradual en la relación entre los dos países.

Ejemplificó que cuando era universitario estudió el libro “Vecinos Distantes”, que definía la relación entre los dos países; y ahora la referencia sería el libro “Las fronteras que se desvanecen”.

Landau elogió que los funcionarios y residentes fronterizos son los verdadero embajadores de los dos países, al hablar de proyectos como la Comisión de las (tres) Californias, la Coalición para una Frontera Inteligente, que reúne a miembros de California y Baja California, y el CrossBorder Express, un puente sobre el que los estadunidenses que aterrizan en vuelos en Tijuana cruzan directamente a territorio estadunidense en San Diego.

De acuerdo con el embajador, esos proyectos denotan que los fronterizos son pioneros en la región.

El embajador habló durante la ceremonia de inauguración de la versión modernizada de la garita de San Ysidro.

La garita registra ahora unos 70 mil cruces peatonales diarios, y cerca de 50 mil vehiculares, de Tijuana a San Diego, pero de acuerdo con la Administración General de Servicios (GSA) que tuvo a su cargo la modernización durante una década, para el año 2030 el flujo vehicular y peatonal aumentará en 80 por ciento.

El embajador Carlos González Gutiérrez, cónsul de México en San Diego, agradeció a nombre de la cancillería la participación del embajador en la inauguración y dijo que la garita es “muestra de que lo que necesitamos no son muros sino fronteras inteligentes, no son obstáculos, sino medios que nos unan”.

A la inauguración también acudieron el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, y el congresista Juan Vargas, quien representa la frontera de California y fue uno de los principales impulsores del proyecto de modernización que costó 741 millones de dólares.



MÁS SOBRE Internacional