Destaca México por ataques a sanitarios

Destaca México por ataques a sanitarios

BRUSELAS, Bélgica, septiembre 12.- Los trabajadores de la salud en México han enfrentado asesinatos, amenazas, secuestros y lesiones a causa de su labor en el combate a la pandemia por Covid-19.

Incluso, los niveles de agresiones registrados en el país en contra de quienes tienen la encomienda de salvar y proteger vidas, son los más elevados a nivel mundial después de la India.
Según una investigación realizada por la organización Insecurity Insight, la primera pandemia por coronavirus desencadenó un aumento de los ataques en contra del personal de salud.
"A medida que se propagaba la pandemia y, en particular, a medida que se aplicaban los confinamientos, un número cada vez mayor de trabajadores sanitarios sufría amenazas y agresiones por parte de los pacientes, sus familias y las fuerzas de seguridad asignadas a implementar los cierres", indica el estudio.

Entre enero y junio de 2020, se identificaron 268 eventos relacionados a la emergencia sanitaria, los cuales resultaron en 69 muertes y 34 secuestros de trabajadores sanitarios por parte de grupos armados, fuerzas estatales y familiares de pacientes; 103 incidentes fueron ataques a instalaciones sanitarias.
La mayoría de los trabajadores sanitarios afectados trabajaban dentro de las estructuras nacionales y no en el sector de la ayuda internacional; sólo 20% de los trabajadores sanitarios afectados trabajaban en estructuras asociadas a los canales humanitarios externos. La India fue el país con el mayor número de incidentes notificados directamente relacionados con la pandemia, con 91, seguido por México, con 37, es decir, 13% del total.
A la distancia aparece Indonesia, con 11; Yemen, con nueve; Sudáfrica, con siete, y Nigeria y Brasil, con seis respectivamente.
"En México, al menos 24 trabajadores de la salud reportaron agresiones directamente relacionadas con las medidas de salud del Covid-19 (...) Todos trabajaban para las estructuras de salud locales. La violencia fue perpetrada con frecuencia por miembros de la comunidad local y tuvo lugar principalmente en la calle o en edificios públicos".
Precisa que hubo casos en los que se roció lejía o líquido caliente sobre el cuerpo o la cara de los trabajadores de salud.
"Otros trabajadores de la salud fueron agredidos físicamente, les arrojaron piedras acusándolos de la propagación de Covid-19". El número de incidentes en México alcanzó su pico en abril y disminuyó en junio, tres meses después de que se declarara oficialmente la pandemia.
"La seguridad y el bienestar de los trabajadores sanitarios implicados en la respuesta al Covid siguen siendo una preocupación en muchos contextos", detalla.
Encabezado por Christina Wille, Insecurity Insight tiene su sede en Ginebra, Suiza, y opera con apoyo del gobierno del Reino Unido. Sus trabajos se centran en dar seguimiento a la situación de seguridad de los trabajadores humanitarios y de la salud a nivel mundial.
Al margen de la pandemia, en un contexto exclusivo de conflicto entre actores internos, se contabilizaron 246 eventos contra trabajadores de la salud y su infraestructura durante el primer semestre del año; cinco de ellos sucedieron en México. Libia, Siria y Yemen encabezan la lista.
La organización detalla que los datos presentados no son completos ni exhaustivos, debido a que muchos incidentes no son reportados. La información es recopilada a través de diversas fuentes, entre otras, el sistema de vigilancia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).



MÁS SOBRE Internacional