Comienzan a tomar muestras de ADN a indocumentados detenidos al cruzar la frontera

Comienzan a tomar muestras de ADN a indocumentados detenidos al cruzar la frontera

El gobierno de Estados Unidos comenzó a tomar este lunes muestras de ADN a migrantes detenidos al cruzar la frontera como indocumentados, para incorporar esa información a la base de datos nacional sobre delincuencia.

La medida es para los migrantes que sean detenidos al cruzar fuera de las 42 garitas que unen a Estados Unidos con México.

Los datos de ADN serán integrados a un banco nacional de información sobre delincuencia que controla la Oficina de Investigaciones Federales (FBI) y comparte con otras instituciones, según informó un agente a condición de anonimato.

La decisión la dio a conocer el Departamento de Justicia a principios del mes, con la observación de que es para "proteger las vidas de los estadunidenses".

Esa declaración y el hecho de que los datos de ADN se incluyan en el banco de datos, significa que la administración del presidente Donald Trump considera que cruzar la frontera como indocumentados convierte a los migrantes en delincuentes peligrosos.

El agente, del Departamento de Seguridad Interior (HSD), confió que "hasta ahora ya reunimos datos biométricos, las muestras de ADN son complementarias".

La información biométrica es, por ejemplo, la que se toma a casi todos los extranjeros cuando solicitan visa para ingresar a Estados Unidos: las huellas digitales y el registro del iris de los ojos, que pueden ser revisados eventualmente con lectores electrónico en las garitas.

Ninguna organización legal o defensora de los migrantes había demandado para detener la toma de muestras de ADN hasta este lunes.

La medida anunciada a principios del mes, entra en vigor cuando autoridades fronterizas informan que los migrantes mexicanos son nuevamente los más detenidos.

El HSD informó el fin de semana que en agosto el número de familias migrantes mexicanas detenidas en la frontera sobrepasó al de familias migrantes centroamericanas.

El diario The Washington Post informó que "México superó a Guatemala y Honduras en agosto para convertirse nuevamente en la mayor fuente de migración no autorizada a los Estados Unidos, según funcionarios de la administración que proporcionaron datos sobre los migrantes mexicanos pero que no estaban autorizados a hablar públicamente sobre la situación".

Agregó que "en las últimas semanas, miles de adultos y niños mexicanos han estado acampando en filas en los cruces fronterizos de Estados Unidos, durmiendo en tiendas de campaña mientras esperan la oportunidad de solicitar un refugio seguro".



MÁS SOBRE Internacional

Comienzan a tomar muestras de ADN a indocumentados detenidos al cruzar la frontera
Acuerdan AMLO y Trump congelar tráfico de armas
Comienzan a tomar muestras de ADN a indocumentados detenidos al cruzar la frontera
VIDEOS| Violentas protestas en Chile por el aumento de tarifa del metro