Cientos de miles de californianos sin electricidad por vientos de Santa Ana

Cientos de miles de californianos sin electricidad por vientos de Santa Ana

Cientos de miles de residentes de California se encuentran sin suministro eléctrico en apagones que podrían continuar hasta el fin de semana, luego de que empresas que distribuyen la energía suspendieron servicios por temor a que una racha de fuertes vientos causara incendios y pérdidas.

En el condado de San Diego, los departamentos de bomberos establecieron 19 áreas en que también se suspenderá el servicio, si los vientos de Santa Ana arrecian a intensidad peligrosa.

Mientras tanto, docenas de condados del norte de California y ahora algunos del sur del estado están sin servicio eléctrico en hospitales –que echaron a andar sistemas de emergencia--, universidades, centros comerciales, en escuelas, en vialidades y en sus hogares.

Muchos propietarios de negocios de alimentos se quejan de que todo el abastecimiento en refrigeración se echará a perder en unos días.

En las calles sin semáforos, los conductores respetan la regla de que cruzar por turnos conforme llegan a alguna intersección, pero los accidentes van en aumento.

La mayor de tres corporaciones distribuidoras de energía en California, la Pacific Gas and Electric (PG&E), comenzó a interrumpir el servicio en la mañana del miércoles, este jueves el apagón ya alcanzaba la región de la Bahía de San Francisco y los valles de Sacramento y San Joaquín en todo el norte y centro del estado.

"Esto es algo que debieron prever e invertir en mejorar la infraestructura", criticó el gobernador Gavin Newsom al tiempo que residentes principalmente del norte del estado se quejan de haber quedado sin servicio eléctrico y sin aviso previo.

A PG&E han seguido Edison, en el sur de California en la región de Los Ángeles, mientras que San Diego Gas and Electric (SDGE) tiene advertencia de potencial suspensión del servicio.

Las empresas interrumpieron cuando el Servicio Meteorológico anunció la llegada de los "vientos de condición Santa Ana", fuertes ráfagas de hasta más de cien kilómetros por hora constantemente cambiantes en dirección, que en años anteriores han avivado los mayores incendios en la historia de California.

A esos vientos, que llegan habitualmente en octubre y noviembre y continúan en menor grado hasta enero, se le atribuye el incendio Camp, que a principios de este año consumió cientos de hogares y causó pérdidas de miles de millones de dólares.

El vicepresidente de PG&E, Michael Lewis, dijo en comunicado que "la seguridad de la comunidades a las que damos servicios es lo más importante", y pidió paciencia a los consumidores.

Perro el gobernador Newsom criticó a la empresa al declarar que se siente "indignado, porque esto no tenía por qué suceder".

Dijo que PG&E "se encuentra en quiebra debido a una terrible gestión que se remonta a décadas. La empresa creo estas condiciones innecesarias" al dejar de invertir en mantenimiento y nueva infraestructura.



MÁS SOBRE Internacional

Cientos de miles de californianos sin electricidad por vientos de Santa Ana
Investigan el uso de venezolanos como mulas
Cientos de miles de californianos sin electricidad por vientos de Santa Ana
Gasolina en California en su precio más alto desde hace cinco años