Arrestan a 16 marines de Camp Pendleton por narcotráfico y tráfico de personas

La investigación inició cuando la patrulla fronteriza detuvo a dos marines el 8 de julio y enfrentaron cargos al día siguiente por tráfico de personas.
Arrestan a 16 marines de Camp Pendleton por narcotráfico y tráfico de personas

La base naval de Camp Pendleton en San Diego informó que 16 marines fueron arrestados bajo cargos de narcotráfico y tráfico de personas, y otros ocho son cuestionados como parte de una investigación que inició a principios del mes, cuando otros dos soldados transportaban a dos migrantes mexicanos por ocho mil dólares.

La base, la mayor en el suroeste del país, informó en un comunicado que los detenidos son parte de la Primera División de Marines. Fueron arrestados por marinees oficiales de Servicios Navales de Investigación Criminal (NCIS) cuando se llamó a formación.

Aparte de los arrestados, las autoridades castrenses separaron a ocho marines y se los llevaron para interrogarlos, se informó.

Ninguno de los 24 detenidos y separados es parte del despliegue de militares que ordenó el presidente Donald Trump con la idea de detener caravanas de migrantes.

La investigación inició cuando la patrulla fronteriza detuvo a dos marines el 8 de julio y enfrentaron cargos al día siguiente por tráfico de personas.

Los marines Byron Law y David Salazar Quintero, continúan detenidos bajo cargos de  "transportar inmigrantes indocumentados para obtener ganancias monetarias".

Ambos fueron detenidos en Jacumba,  al este de Tecate frente al municipio de Mexicali.

De acuerdo con documentos de la corte, un patrullero fronterizo notó el 3 de julio que un vehículo de color negro salió de una autopista interestatal un momento y enseguida se reincorporó, por lo que sospechó, dada la cercanía de la frontera.

Un portavoz de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Ralph Desio, informó que ese punto de la carretera interestatal 8 es un punto "donde los inmigrantes indocumentados a menudo esperan ser recogidos".

Un poco más adelante en la carretera y rumbo a San Diego, otros patrulleros fronterizos detuvieron el vehículo negro para inspección y al revisar encontraron a los tres indocumentados de nacionalidad mexicana.

Desio dijo que dos de los tres migrantes aceptaron que los soldados, en ropas de civil, les cobraban ocho mil dólares a cada uno por llevarlo de la frontera a Los Ángeles y a Nueve Jersey.



MÁS SOBRE Internacional