"Luismi" está al pendiente de su mariachi

Luismi está al pendiente de su mariachi


CIUDAD DE MÉXICO., septiembre 13.- Luis Miguel, "El Sol", no sólo busca iluminar con sus canciones el corazón de sus fans, también ha mostrado preocupación por el bienestarde sus músicos, especialmente del mariachi que lo ha acompañado en muchos momentos de su carrera artística. Así lo comenta Arturo Vargas, vocalista del Mariachi Vargas de Tecalitlán.


"Está al pendiente; de vez en cuando nos habla para ver cómo estamos en este relajo de la pandemia y él igual que nosotros esperamos que ya pase, para entrar en circulación dentro de los espectáculos", comentó el músico a EL UNIVERSAL.

 


Luis Miguel, lejos de ser una estrella inalcanzable, es una persona amigable y sociable, así lo describe Arturo, con quien ha entablado una "bonita amistad".
"Desde que hicimos el primer disco, tuve la dicha de que fue más cercano a mí y en nuestro último disco me tocó hacerle ocho tracks con la letra, porque me decía: '¿sabes, Arturo? no conozco mucho de este tipo de canciones, ¿me haces una guía musical?'; Y yo le dije: 'desde luego, Micky, con mucho gusto'. Y con esa confianza ya desde México en la piel me dio la oportunidad de hacer esto y desde ahí hemos tenido una amistad estrecha".


El integrante de uno de los mariachis más antiguos en México recordó que lo que más le sorprendió del cantante fue su profesionalismo y lo detallista que es al grabar un disco.
"Él se portó como todo un caballero y como todo un profesional, la mayoría de los cantantes ya sólo se presentan a ponerle voz, pero a él le gusta estar empapado desde un principio, cuando nosotros llegamos, él llega solo y sin guardaespaldas".
El Mariachi Vargas de Tecalitlán celebra este 15 de septiembre su aniversario número 123 con un concierto vía streaming.



MÁS SOBRE Fama

Luismi está al pendiente de su mariachi
Franco pide a la 4T no dañar al cine
Luismi está al pendiente de su mariachi
Pxndx emociona a sus fans con ¿posible regreso?
Luismi está al pendiente de su mariachi
Wish You Were Here: El inicio del fin