PRI buscan que escuelas particulares no aumenten cuotas

El grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados busca apoyar a los padres de familia de más de cinco millones de alumnos
PRI buscan que escuelas particulares no aumenten cuotas
CIUDAD DE MÉXICO.- El grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados busca apoyar a los padres de familia de más de cinco millones de alumnos que cursan la educación básica, media superior y superior en escuelas particulares, y propuso obligar a los prestadores de este servicio a no incrementar colegiaturas durante el ciclo escolar, ni establecer cuotas o aportaciones extraordinarias, donativos en efectivo o en especie.

A través del diputado Ernesto Nemer Álvarez, propuso que tampoco exijan la adquisición de útiles escolares, vestuario, libros y otros artículos o servicios con determinados proveedores y mucho menos, condicionen la entrega de documentación académica al pago de contraprestación alguna.
Nemer Álvarez señaló que para proteger de abusos e injusticias a los padres de familia, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debe tener facultades legales para impedir estas prácticas y obligar que los propietarios de los centros educativos informen, por escrito, el costo total de los servicios, previo a la inscripción en cada ciclo escolar y el compromiso de no incrementar colegiaturas.

La propuesta del diputado por el Estado de México es modificar los artículos 19, 24 y 128 de la Ley Federal de Protección al Consumidor y adicionar el artículo 65 quáter, con lo que se dará sustento legal a la Profeco, para crear una Norma Oficial Mexicana.

El secretario de la Comisión de Desarrollo Social estableció que en los antecedentes por la defensa de los derechos de los padres de familia, con hijos estudiando en escuelas privadas, se encuentra un acuerdo intersecretarial publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de marzo de 1992, mismo que estableció las bases mínimas de información para la comercialización de los servicios educativos que proporcionan los particulares.

También, la pasada administración firmó un convenio entre la SEP y la Profeco, para evitar abusos en contra de la economía de los padres de familia y con ello coadyuvar en la transformación educativa.


NOTAS RELACIONADAS