Todo es todo

PERSPECTIVA

Porque ya todo es nuevo y diferente, porque sobreviven los que se adaptan,

porque no se vale llorar, hay que seguir y seguir, aunque la realidad golpea tan

fuerte, como un ventarrón de esos que te impiden hasta dar un paso o te meten la

tierra dentro de los ojos y no ves nada. Cada grito, cada lamento, es energía

perdida y no podemos darnos ese lujo, hay que seguir contra todo porque ahora

todo es todo, y es la salud y la muerte, y el dinero y el trabajo, los despidos, el

miedo, la depresión que acecha. Todos los temas de todos, la anáfora que es ni

más ni menos, la realidad que embiste y depreda.

Porque allí está la muerte, que siempre ha estado, pero ahora anda muy

alborotada, coqueteando por todos lados, y se ha convertido en tema, casi en

moda, cuando antes había hasta quién la negaba. "Temprano levantó la muerte el

vuelo, temprano madrugó la madrugada" decía Miguel Hernández y la poesía que

antes no dolía tanto, ahora duele y la hacemos nuestra- "Y cuando llegue el día

del último viaje, y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontrarás a

bordo, ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar" inolvidables

versos de Antonio Machado, pero que no son tan todo ciertos, porque nuestro

equipaje es pesado, oneroso, viejo y difícil de aligerar, un equipaje que lleva

culpas, deseos y frustraciones que nos atan a la vida y la partida es triste y

dolorosa.

Duele el morir, duele el ver morir y de esta manera, la sorpresa, el asombro y el no

aceptar, el no entender que quizás ya estábamos muriendo desde antes. Ya lo

advertía Pablo Neruda; " Muere lentamente quién no viaja, quién no lee, quién no

oye música, muere lentamente quién destruye su amor propio, quién se convierte

en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos trayectos, quién no

arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño, muere lentamente quién

no conversa con quién no conoce, quién evita una pasión y no se permite por lo

menos una vez en la vida, desatender un consejo sensato".

"Y yo me iré y se quedarán los pájaros y se quedará mi huerto con su verde árbol

y con todas las tardes, el cielo será azul y plácido se morirán aquellos que me

amaron y todo se hará nuevo cada año y lejos del bullicio sordo y raro, me iré y

seré otro, sin hogar ni árbol, sin cielo azul y placido y se quedarán los pájaros

cantando"

Y entre el miedo soterrado y el hartazgo del encierro, volteando siempre a los

lados, evitando y evadiendo, ahí andamos, pensando en que todo ha sido tan

sorpresivo, tan sin avisar, tan cruel como la muerte misma cuando Miguel

Hernández se dolía de la muerte tan temprana de su amigo

"Un manotazo duro, un golpe helado, un hachazo invisible y homicida, un empujón

brutal te ha derribado. No hay extensión más grande que mi herida, ando sobre

rastrojos de difuntos y sin calor de nadie y sin consuelo. No perdono a la vida

desatenta, ni perdono a la tierra ni a la nada"

Así anda la muerte...desatada.

viveleyendo.normabustamante@gmail.com



NOTAS RELACIONADAS

Por: Norma BUSTAMANTE/ EL MEXICANO / Septiembre 02, 2020
Por: ISMAEL CALA / Septiembre 02, 2020
Por: Claudia LUNA PALENCIA / Septiembre 01, 2020