Lozoya Austin: en prisión preventiva en Málaga

Por la espiral

La noticia en México ha eclipsado hasta al propio avance del coronavirus, la captura en Málaga de Emilio Lozoya Austin, ejecutada por el cuerpo de élite de Delincuencia Internacional, cayó como un bombazo en los medios de comunicación.

            Nueve meses prófugo: el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) es requerido por las autoridades judiciales mexicanas, de acuerdo con una orden de detención internacional, girada el 27 de mayo de 2019.

            El mismo mes en que fue capturado –coincidentemente- en tierras ibéricas, Alonso Ancira, propietario de AHMSA, y conocido como “el rey del acero”; a él se le detuvo en Palma de Mallorca en la misma situación que Lozoya Austin, esto es, en búsqueda y captura.

            Casi nueve meses después cae el otro “fugitivo mexicano” como señaló  Policía Nacional en su comunicado de prensa oficial tras confirmarse que el otrora cabeza de la petrolera azteca había sido localizado en una urbanización de lujo en Málaga, al sur de España.

            En menos de un año han sido detenidos por la Interpol, dos alfiles importantes del tablero de la corrupción entretejida alrededor del caso Odebrecht y que ha salpicado a varios países. Toda una trama.

            Una trama compleja  de guante blanco, fraudes, lavado de dinero casi de ingeniería financiera como en su momento se la montaron también aquí en España la familia Pujol, de acuerdo con los juicios realizados por la justicia ibérica.

            Lozoya Austin ingresó ayer a la cárcel a las 19 horas en la Prisión Provincial de Málaga 1 también conocida como Penal de Alhaurín de la Torre según  fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas por esta columnista.

            Desde allí seguirá su proceso dado que le fue determinada la prisión provisional incondicional de acuerdo con el auto de Madrid, 13 de febrero de 2020, del Juzgado Central de Instrucción 002 de la Audiencia Nacional.

            Según el atestado, Emilio Ricardo Lozoya Austin, nacido en Chihuahua en 1974, es reclamado por las autoridades judiciales de México con base a una orden de detención internacional por el delito de operación con recursos de procedencia ilícita con una pena máxima de 15 años de prisión.

            Se le acusa de la adquisición de bienes inmuebles, en contubernio con Alonso Ancira y Gilda Susana Lozoya Austin hecho por el que se le señala  e  investiga.

            El auto de prisión también refiere que en el momento de la detención mientras abordaba un vehículo llevaba con él una licencia de conducir falsa con el nombre de Jonathan Solís Fuentes.

            Mientras transcurre su prisión provisional incondicional, el juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional concede que la solicitud de extradición sea cursada por las autoridades mexicanas competentes en un plazo de 45 días; y a Lozoya Austin y sus abogados el plazo de cinco días para interponer un recurso de reforma o de apelación.

A COLACIÓN

            Me llama mucho la atención que en el caso de Lozoya Austin los agentes especializados en la detención de fugados (personas en búsqueda y captura) decidieran finalmente no llevar a Lozoya Austin (el día de su detención miércoles 12 de febrero a las 14.15 horas) hacia Madrid para ser presentado físicamente ante el juez Ismael Moreno en la Audiencia Nacional. Málaga se encuentra a 2 horas y 20 minutos de Madrid en un tren de alta velocidad.

            Lo dejaron en Málaga  para que declarase por videoconferencia desde un juzgado en Marbella, el jueves 13 de febrero, ante dicho juez quien determinó su ingreso en prisión. Muy diferente del caso de Ancira que, detenido en Palma fue trasladado a Madrid, presentado ante el juez Santiago Pedraza quien ordenó también su detención e ingreso en prisión y unas semanas después logró su liberación bajo fianza -tras pagar  millón de euros-, la retirada del pasaporte, seguir su proceso de extradición en libertad desde Palma y viajar una vez al mes a Madrid acompañado de su abogado para firmar.

            El proceso de extradición de ambos –Ancira y Lozoya Austin- no significa que pasado mañana los vayan a regresar a México existen muchos recursos legales y como lo ha dicho cientos de veces Ancira hará todo por quedarse en España. 

Área de archivos adjuntos



NOTAS RELACIONADAS

Por: ISMAEL CALA / Julio 15, 2020
Por: Claudia LUNA PALENCIA / Julio 14, 2020
Por: Antonio Garcia Fuentes / Julio 14, 2020