La importancia de mantener los tribunales agrarios

La materia agraria es de suma importancia en nuestro país, ya que aproximadamente el 51% del territorio nacional tiene dicha naturaleza, es decir, la mitad del país pertenece a ejidos y comunidades.

En 1992, el artículo 27 de la Constitución Federal sufrió modificaciones importantes, a partir de las cuales se expidieron la Ley Agraria y la Ley Orgánica de los tribunales agrarios en vigor, en las que se previeron, por vez en nuestro país, los tribunales agrarios y el procedimiento jurisdiccional (a manera de juicio) para la resolución de las controversias de esa naturaleza.

Hasta antes de ese momento, la justicia agraria se impartía mediante un procedimiento administrativo bastante lento y arcaico, tramitado ante dependencias del Poder Ejecutivo Federal, lo cual resultaba costoso e inaccesible en muchos sentidos para la mayoría de los ejidatarios y comuneros, traduciéndose en abusos en su contra por parte de individuos con mayor alcance económico o relaciones políticas.

Los tribunales agrarios se constituyeron siguiendo los principios de: independencia, sencillez, oralidad, inmediatez, búsqueda de la conciliación, realización de justicia itinerante, impartición de justicia real, agilidad e igualdad procesal y suplencia de la queja a favor de los sujetos agrarios.

En la actualidad existen 56 tribunales unitarios agrarios y una sede alterna distribuidos en todos los Estados de la República, lo cual hace más asequible para los ejidos y comunidades el acceso a la impartición de justicia.

Los tribunales agrarios son de esos pocos y raros casos en que una reforma constitucional tuvo éxito en la práctica, ya que, con la creación de estos, se optimizó notable y palpablemente, el acceso e impartición de la justicia agraria en nuestro país. Actualmente hay aproximadamente 48,000 asuntos en trámite resolviéndose cada año una cantidad igual, lo que genera en consecuencia, una mejoría en el respeto y protección de los derechos patrimoniales para los más de cinco millones de ejidatarios y comuneros.

No obstante la importancia que representa el mantener el correcto funcionamiento de los tribunales agrarios, el cinco de junio de este año, como consecuencia de la reducción presupuestaria ordenada por la Secretaría de Hacienda del Ejecutivo Federal, la secretaría general de acuerdos emitió´ la circular 13/2020, dirigida a los magistrados numerarios, supernumerarios y encargados de despacho de los tribunales unitarios agrarios, donde se les informa que, como medida de austeridad ante la crisis sanitaria en la que nos encontramos, se les redujo el 75% del presupuesto de 2020 destinado, entre otras cosas, al pago de los arrendamientos de los inmuebles que ocupan dichos órganos jurisdiccionales, así como los viáticos y gasolina de los actuarios.

En esa misma circular se les solicita a los magistrados y encargados de despacho, emprender acciones que les permitan continuar durante el mayor tiempo posible trabajando, para lo que se les exhortó a conciliar con los propietarios de los inmuebles actualmente ocupados en arrendamiento, a fin de lograr la mayor reducción en el pago de las rentas, así como gestionar ante las instancias municipales y estatales, la obtención en comodato de algún inmueble.

La reducción de las dos terceras partes del presupuesto de los tribunales agrarios podría significar la desaparición de un gran número de dichos órganos jurisdiccionales, poniendo en grave riesgo la seguridad jurídica de la tenencia de la tierra, el ordenamiento territorial y la regularización de la propiedad de los ejidos y comunidades, seguido de importantes conflictos sociales e ingobernabilidad a lo largo de todo el territorio nacional.

De ahí la importancia y urgencia de dar marcha atrás a la absurda disminución presupuestal ordenada y, por el contrario, tomar medidas que garanticen la supervivencia de la totalidad de los tribunales unitarios agrarios en el país.

Como siempre un placer saludarlo esperando que estas pocas letras hayan sido de su agrado y sobre todo de utilidad ¡Hasta la próxima! 



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Junio 25, 2020
Por: Armando MAYA CASTRO / Junio 25, 2020