¿Hablas inglés?

Butaca empresarial

El abogado –a quien se consideraba hombre de buena familia, honorable y ferviente

católico- avaló el golpe de estado contra Madero, más que por respeto a la ley, por temor a

enfrentar la ira de Huerta.

Nadie puede negar que Lascuráin guardó las formas legales con apoyo del Congreso,

pero después de que el estado de derecho había sido violentado. Sin garantizar su seguridad

obtuvo las renuncias del presidente y del vicepresidente, las presentó ante la cámara y los

diputados las aceptaron sin cortapisas. Acto seguido le tomaron a Lascuráin, secretario de

Relaciones, la protesta como nuevo titular del poder ejecutivo, cargo que no intentó retener por

ningún medio. Inmediatamente nombró secretario de Gobernación a Huerta y presentó su

renuncia.

Por miedo a la represión, quizás a la muerte, durante 45 minutos el poder ejecutivo y el

poder legislativo mancharon la historia mexicana. Y como si nada hubiera pasado, ungieron a

Huerta presidente de la nación. Días después, Madero y Pino Suárez fueron asesinados.

FUENTES CONSULTADAS:

1) Luis González y González. Viaje por la Historia de México. México. 2010.

2) La Prensa, 14 de abril de 1922. San Antonio, Tex. Consulta: 02/08/2019.

3) La Prensa, 24 de agosto de 1922. San Antonio, Texas. Consulta: 02/08/2019.

4) Evening star, May 01, 1923. Consulta:02/08/2019.

*) Licenciado en Administración Pública y Ciencias Políticas y, en Historia, por la UABC.

Investigador del Archivo Histórico del Municipio de Mexicali. IMACUM. Email:

lerdok57@hotmail.com. Facebook: Francisco Javier Palacios Flores.



NOTAS RELACIONADAS

Por: Xavier Rivas / Agosto 05, 2019
Por: Francisco Javier Palacios Flores / Agosto 05, 2019
Por: Claudia LUNA PALENCIA / Agosto 04, 2019