El Valle de Ojos Negros

HUMANIDAD
El Valle de Ojos Negros

También conocido como Real del Castillo, en ocasiones se confunde pensando que son dos lugares diferentes aunque cercanos. En cuarenta y cinco kilómetros al este de la ciudad de Ensenada, por la carretera a San Felipe, se encuentra el hermoso valle de Ojos Negros, antiguamente llamado valle de San Rafael. En este están asentados cuatro ejidos con sus respectivas zonas urbanas, Real del Castillo Viejo, Sierra de Juárez, Real del Castillo (nuevo) y Laguna de Hanson. En la parte oeste el más viejo de todos como asentamiento humano, Real del Castillo Viejo, en 1872 se estableció la capital del territorio norte de Baja California, la cual permaneció diez años con esa categoría. Desde 1870 inició el auge minero en la zona, al ser descubierto el primer mineral, oro esencialmente, por los hermanos Ambrosio y Manuel del Castillo, atrayendo una gran cantidad de gente, particularmente de California en Estados Unidos, constituyéndose un pueblo clásico del viejo oeste americano, con una población de poco más de mil quinientas personas, que para la época era algo importante. Es conveniente destacar que gracias a la existencia de este poblado, surgió la ciudad de Ensenada, porque la industria minera de Real del Castillo requirió traer maquinaria y mercancías, lo cual se hizo por mar, dando nacimiento a lo que hoy es el puerto y ciudad de Ensenada.

En el Valle de Ojos Negros, a finales del siglo XIX y principios del XX, el gobierno federal otorgó concesiones de grandes extensiones de tierra a compañías ganaderas en las Sierras de Juárez y San Pedro Mártir y toda su área de influencia, teniendo la necesidad de contratar vaqueros para el manejo del ganado, casi todos extranjeros quienes permanecieron en el lugar, por ello muchos apellidos de Estados Unidos, Suiza, Italia, Noruega y otros, en la zona. Con ellos el arte del queso se constituyó como algo propio que a la fecha permanece, el ya famoso queso Real del Castillo. La herencia culinaria también quedó en la zona, con la comida típica vaquera, el pan borreguero, borrego al pastor y la carne seca convertida en machaca, entre muchos de los platillos que trascendieron y hoy se degustan en la región. 

En la década de los años treintas, con la influencia de la corriente postrevolucionaria, muchos trabajadores de los ranchos vecinos y de los minerales de la zona, como Rosa de Castilla y la Olivia, formaron un grupo de solicitantes de tierra con fines agraristas, que denominaron Juárez del Castillo, pidiendo la casi totalidad de la Sierra de Juárez y el actual Valle de Ojos Negros; por la gran extensión del terreno y las diferentes preferencias productivas del grupo, no prosperó, dividiéndose en dos. Quienes tuvieron preferencia por la agricultura formaron el grupo solicitante del ejido Real del Castillo y los ganaderos el de la Sierra de Juárez. Posteriormente, en el año dos mil, este último se dividió dando nacimiento al ejido Laguna de Hanson. 

En la parte central del valle se encuentra el ejido Real del Castillo, el más grande y sede de la Delegación Municipal denominada también Real del Castillo, al extremo este del valle se encuentran dos asentamientos humanos, el de Sierra de Juárez denominado Puerta Trampa y dos kilómetros al norte de este el poblado del ejido Laguna de Hanson.

En la zona existen productores de vid y vino, el cual se ha producido en la región desde hace más de ciento veinte años, dato poco conocido. Es destacable que la alternativa del valle de Guadalupe lo es el valle de Ojos Negros, por su ubicación geográfica y la calidad y abundancia del agua que recibe al pie de la Sierra de Juárez; varios productores de aquel valle han estado migrando hacia acá. El gobierno actual de la entidad, en su plan de desarrollo ofreció construir la carretera que conectará ambos valles, los cuales los separan apenas veinte kilómetros, por una brecha de terracería que empieza en el ejido Real del Castillo Viejo y termina en la parte norte del valle de Guadalupe. También desde hace dos sexenios se proyectó e inicio la carretera el Hongo-Ojos Negros, que hoy está suspendida; y finalmente, desde hace un año se empezó a construir el aeropuerto de Ojos Negros, el cual se estima empiece operaciones dentro de doce meses. 

La única cava de quesos de América latina se encuentra precisamente aquí y por lo menos treinta productores de queso real del castillo venden sus productos en los poblados del Valle; hay algunos restaurantes con comida vaquera y uno con comida mediterránea.  

Revivir la historia regional, degustar la comida típica vaquera y disfrutar un inolvidable encuentro con la naturaleza, se puede obtener visitando el Valle de Ojos Negros.

*El autor es jurista y promotor de economía social.

Twitter: @ReyMagaa

Facebook: Rey Magaña

Correo: reyconosil@gmail.com



NOTAS RELACIONADAS

Por: EL MEXICANO / Septiembre 15, 2020
Por: ISMAEL CALA / Septiembre 15, 2020
Por: Armando MAYA CASTRO / Septiembre 15, 2020