Editorial local - "Puente chicanadas"

Editorial local - Puente chicanadas
Columnista
Están fundamentadas las críticas e inconformidades que ha despertado en la población binacional el popularmente denominado "Puente chicanadas" de Tijuana que conecta por el lado mexicano con la garita peatonal de San Ysidro.
Y es que así como las autoridades dimensionan a la comunidad fronteriza como binacional, deben tomar en cuenta que también lo es tal cuando se trata de cuestiones que no favorecen al gobierno, porque de entrada las hizo mal.
Y es que en la garita de mayor flujo a nivel internacional, al gobierno federal mexicano se le ocurrió habilitar un puente provisional que no sólo es decrépito, sino inseguro a tal grado que el gobierno municipal ha recomendado a la población con discapacidad, adultos mayores y padres con carreolas, mejor no usarlo.
La obra, de la que el puente es sólo una parte, se puso en marcha apenas el viernes por la tarde con una ceremonia oficial al que asistieron altos funcionarios de ambos lados de la frontera.
En ella, a las autoridades mexicanas federales que hablaron de la importante relación binacional se les olvidó el detalle de mencionar que el puente estaba incluso y que será hasta diciembre, aunque los contratos hablen de agosto, cuando se tendrá concluido el definitivo.
Sin duda, la puesta en marcha de una obra vergonzosa e insegura daña la imagen de Tijuana y de México hacia el extranjero y afecta a ese número de turistas que regresan a pie a su lugar de origen.
Lo anterior, sin tomar en cuenta el riesgo que representa para todos, turistas y nacionales, una estructura endeble, un piso que tampoco es firme y paredes hechizas en tramos de madera y en tramos de alambre a las que se les salen fácilmente las laminillas que las unen.
Lo peor de todo es que con los referentes de ignorancia a las demandas fronterizas que se tienen por parte del gobierno federal, es muy probable que con ésta pase lo mismo y los usuarios deban aguantarse hasta que quede concluida la obra definitiva, como ha ocurrido con otras medidas equivocadas que nunca se reconocen y las que no se les da marcha atrás.



NOTAS RELACIONADAS

Por: Claudia LUNA PALENCIA / Junio 13, 2019
Por: Armando MAYA CASTRO / Junio 13, 2019
Por: Bernardo PEÑUELAS ALARID | EL MEXICANO / Junio 10, 2019