Derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes cuando son detenidos en México

Sociedad y Derecho

¿Que sucede en los casos en los que son detenidos menores de edad por

ser migrantes ilegales? ¿Con que mecanismos legales cuentan y cual es

el procedimiento a seguir en ese caso?

 

De inicio, sin importar que las personas que entren al país lo

hayan hecho en forma ilegal, por el sólo hecho de encontrarse en

territorio nacional gozan de los mismos derechos humanos reconocidos

en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los

tratados internacionales, así´ como de las garantías para su protección

como cualquier otro nacional, por así disponerlo el primer párrafo del

artículo 1º de nuestra carta magna.

 

Por lo que, las personas que hayan sido retenidas por haber

ingresado ilegalmente en el país pueden recurrir a cualquier medio de

defensa legal contemplado en nuestro sistema jurídico, como por

ejemplo el juicio de amparo.

 

En ese sentido, el artículo 164 de la Ley de Amparo dispone que,

cuando se demande la detención efectuada por autoridades

administrativas distintas del Ministerio Público, y dicha privación de la

libertad no tenga relación con la comisión de un delito, se deberá

ordenar, sin demora, que se ponga en libertad a la persona detenida.

En tratándose de detención de menores de edad migrantes,

adicionalmente se deberán accionar una serie de medidas que

coadyuven a priorizar el respeto de los derechos de las niñas, niños y

adolescentes migrantes, acompañados o no por familiares, detenidos en

las estaciones migratorias, que se deben adoptar a la luz de los

principios de separación y unidad familiar, respetando en todo momento

el interés superior del menor de edad, de conformidad con las

disposiciones previstas en el Protocolo de Actuación para Quienes

Imparten Justicia en Casos que Afecten a Personas Migrantes y Sujetas

de Protección Internacional y los artículos aplicables de la Ley de

Migración.

 

De manera tal que, el juez de distrito que conozca del juicio de

amparo contra ese acto de privación de la libertad, deberá analizar el

asunto bajo la óptica encaminada a la búsqueda y aplicación de medidas

alternativas a la detención en la estación migratoria, en que ésta se

utilice como último recurso, al tratarse de una privación de la libertad

personal. De no ser posible un alojamiento distinto, entonces deberá

examinar que se cumplan y garanticen los derechos de los menores

mientras dure su estancia en ese lugar.

 

Por tanto, cuando se decrete la suspensión de oficio contra la

deportación de los menores y permanezcan en las instalaciones

migratorias, se deben tomar como medidas por parte de las autoridades

migratorias que: 1. Identifiquen e individualicen a los menores

migrantes; 2. Especifiquen la temporalidad de la detención y si han

tenido derecho a asesoría y representación jurídica durante ese lapso;

3. Corroboren el estado de salud, o quiénes tienen necesidades

específicas, en caso de que se trate de lactantes, por ejemplo; 4.

Provean la designación de algún tutor o representante legal, o bien,

traductor o intérprete para facilitar la comunicación; 5. Canalicen a los

menores al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, a

los Sistemas Estatales DIF y de la Ciudad de México; 6. Los pongan en

contacto con el consulado de su país, salvo que puedan acceder al asilo

político o al reconocimiento de la condición de refugiado; y, 7. Que la

Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, en el

ámbito de su competencia, adopte las medidas necesarias para

supervisar y vigilar que quienes no estén acompañados de familiares

tengan un espacio específico en la estación migratoria, distinto del de

los adultos y que cuenten también con áreas separadas para niños,

niñas y adolescentes, e implemente un plan inmediato para asegurar las

alternativas en libertad, en caso de menores acompañados, o bien, los

planes de alojamiento alternativo para quienes estén solos.

 

Como siempre y placer saludarlo, esperando que estas pocas

letras hayan sido de su agrado y sobre todo de utilidad ¡Hasta la

próxima!



NOTAS RELACIONADAS

Por: Claudia LUNA PALENCIA / Agosto 06, 2019