Beneficios de cotizar en Bolsa

Sociedad y derecho

Las empresas que ofrecen sus acciones en el mercado de valores

generan, en el público inversor, accionistas, clientes y proveedores, la

garantía de finanzas sanas y buen prestigio, así como el poder obtener

liquidez mediante el dinero de terceros, creando valor para la compañía

en el extranjero y mejorando su infraestructura y tecnología, pudiendo

suponer también un incentivo para sus directivos y empleados al

ofrecerles participaciones de su propia empresa.

Al hacer una oferta bursátil de acciones, la compañía se convierte

en "empresa pública", lo cual significa que cualquier persona interesada

puede obtener información acerca de los resultados del desempeño de

dicho negocio, ya que la sociedad al adoptar esta modalidad, queda

obligada a compartir "públicamente" sus resultados y estados

financieros de manera trimestral y anual, para que cualquier accionista,

o futuro inversionista, tenga conocimiento de cómo va el negocio.

Cotizar en bolsa significa que una empresa ofrece valores en venta

al público en general en una Bolsa de Valores, los cuales pueden

consistir en bienes de renta variable o títulos de deuda.

Cuando una empresa sale a la Bolsa, lo que hace es precisamente

buscar capital, ya que, al ofertar públicamente sus acciones a través del

mercado de valores, cualquier persona interesada en invertir en ella

podrá hacerlo, lo que hace que sea más fácil para la compañía obtener

capital y liquidez.

En nuestro país, las acciones de las empresas públicas se

comercializan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la cual es una

entidad financiera que opera por concesión de la Secretaría de Hacienda

y Crédito Público, cuyo régimen legal es la de una Sociedad Anónima

Bursátil de Capital Variable, regulada por la Ley del Mercado de Valores

y la Ley General de Sociedades Mercantiles, pudiendo cualquier persona

física o moral de nacionalidad mexicana o extranjera, invertir o acceder

a los valores listados en ella.

Algunas de las empresas mexicanas que cotizan en bolsa más

conocidas son, entre otras, Bimbo, Chedraui, Soriana, Wal-Mart México,

Liverpool y Maseca, por mencionar algunas.

En nuestro país, una de las formas más comunes para que una

empresa privada pase a ser pública es, transformándose primero en una

Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI) y luego en Sociedad

Anónima Bursátil (SAB).

La SAPI es una modalidad de la sociedad anónima tradicional,

cuya regulación se encuentra tanto en la Ley General de Sociedades

Mercantiles como en la Ley del Mercado de Valores, cuyo principal

objetivo es posibilitar el acceso a la Bolsa de la mediana empresa, por

medio de la adopción gradual de las regulaciones en las que se

establezcan los mecanismos necesarios para que, en un plazo promedio

de tres años, se transforme en una Sociedad Anónima Bursátil (SAB),

con lo que brindarían seguridad a los inversionistas potenciales para

poder listarse en la Bolsa de Valores y allegarse así de capital en

mejores condiciones.

Por su parte, la SAB es un tipo de sociedad por acciones regulada

por la Ley del Mercado de Valores y la Ley General de Sociedades

Mercantiles y, que tiene la posibilidad de comercializar sus acciones y

títulos en la Bolsa Mexicana de Valores, trayendo consigo una mayor

valía a la empresa y a las acciones, así como una estructura adecuada,

que le permite mejorar sus finanzas, obtener liquidez de forma

inmediata, involucrase en procesos de modernización y establecer un

crecimiento de forma ordenada.

Adicionalmente, la conversión a SAB trae como consecuencia una

mejor imagen y proyección de la empresa, lo cual la ayuda a fortalecer

su competitividad.

Como siempre un placer saludarlo, esperando que estas pocas

letras hayan sido de su agrado y sobre todo de utilidad ¡Hasta la

próxima!





NOTAS RELACIONADAS

Por: Alfonso VILLALVA P. / Junio 28, 2019
Por: Juan Bautista Lizarraga / Junio 28, 2019
Por: Claudia LUNA PALENCIA / Junio 28, 2019