Aportaciones al INFONAVIT, casos en que procede su devolución al trabajador

Sociedad y Derecho

A partir de lo dispuesto en el Artículo 123 de la Constitución

Política de los Estados Unidos Mexicanos, con el propósito de poner a

disposición de los trabajadores créditos baratos para adquirir vivienda

digna y decorosa, se ideó un sistema solidario en el que interviene el

Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores,

INFONAVIT, cuya función es administrar los recursos del Fondo Nacional

de la Vivienda.

 

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,

como máximo intérprete de la Constitución General de la República

definió la expresión crédito barato, utilizada en relación con el

financiamiento otorgado a los trabajadores con el mencionado propósito,

a aquél crédito concedido en condiciones más benéficas que las fijadas

por las instituciones de crédito o las empresas particulares dedicadas a

ese objeto, a fin de que el trabajador pueda liquidarlo, sin que exceda

su capacidad real de pago.

 

Derivado de ello, el patrón debe enterar dicha cuota de seguridad

social durante el tiempo que dure la relación laboral con el trabajador, lo

que significa que las cuotas mencionadas en parte, salen del bolsillo del

empleado.

 

En el supuesto de que el trabajador nunca haya ejercido el crédito

de INFONAVIT para adquirir, remodelar o ampliar su vivienda, tiene el

derecho de que se le entreguen las aportaciones que le corresponden

que le fueron retenidas por ese concepto.

 

El Estado no puede apropiarse de las aportaciones de seguridad

social que el trabajador dio al INFONAVIT, pues le pertenecen a éste,

aún y cuando ese dinero ya no lo utilicen para la adquisición de una

casa.

 

El trabajador puede demandar el pago de las cantidades que dio

por concepto de aportaciones al INFONAVIT ante la Junta de Conciliación

y Arbitraje competente, instaurándose con ello el procedimiento

jurisdiccional correspondiente, en el que tendrá que demostrar, en

principio, la existencia de la relación laboral, así como que, durante

dicha relación estuvo sujeto a ese régimen de seguridad social, y que el

patrón omitió acreditar haber cubierto las cuotas que se solicita se haga

el entero respectivo, cuestiones que son de estudio oficioso por parte de

la Junta, por involucrar el derecho en litigio y consistir en el presupuesto

que origina esa obligación patronal.

 

El derecho para ejercitar la acción legal prescribe en 10 años a

partir de que es exigible ésta.

 

La "prescripción" es una figura jurídica que se define como: "La

pérdida o adquisición de un derecho por el sólo transcurso del tiempo".

A la primera hipótesis se le llama "prescripción negativa" y a la segunda

"prescripción positiva".

 

Por lo que, si usted está en esa situación y nunca tramitó su

crédito INFONAVIT, puede pedir la devolución de todo el dinero que le

dio a este organismo, pues le pertenece.

 

Como siempre un placer saludarlo, esperando que estas pocas

letras hayan sido de su agrado y sobre todo de utilidad ¡Hasta la

próxima!



NOTAS RELACIONADAS

Por: Juan Bautista Lizarraga / Septiembre 05, 2019
Por: Claudia LUNA PALENCIA / Septiembre 05, 2019
Por: Dr. Henry A. Mateo Sánez / Septiembre 05, 2019