¡A qué tanto miedo!

¡Qué el miedo es el motor de la vida! Eso lo supe yo hace muchos años, puesto que a lo largo de mi ya muy larga vida, sentí y padecí muchos miedos; pero "a trancas y barrancas", por decisión más sosegada, o por simple instinto "como animal que soy", los fui superando todos; y ahora me encuentro casi con ochenta y dos "tacos" (años) casi cumplidos, y la verdad, no tengo miedo alguno; quizá miento un poco, puesto que sí que siento, "algo de miedo", pero no a morir, sino muy al contrario, "a la forma en que me llegue la muerte". Y afirmo esto último, por cuanto he visto morir a demasiadas personas, de forma "angustiosa y lenta", entre ellas a mi propia madre; y no quisiera yo ser, "en el que considero el último castigo de esta perra vida"; uno de esos muy desgraciados seres, que incluso, sus más allegados filiales, les desean la muerte por cuanto los están viendo tanto sufrir, que esa muerte la consideran, "una bendición"; por ello, "bendito sea el infarto o colapso que acaba con cualquier individuo y lo pasa de la vida a la muerte, en escaso tiempo"; que en realidad es lo que quiere la mayoría con quienes he hablado sobre este tema; y yo incluido.

Tema que para muchos les parece terrible, puesto que en su ignorancia, no aceptan algo tan natural y cotidiano, "como es nacer y morir"; por lo que de las primeras enseñanzas cuando llegas a ser adulto o quizá antes; debiera recibirlas el individuo para aprender a aceptarlas, como lo que es; "un hecho natural y que llega en ese momento indeterminado", en el que tiene que nacer "nace"; y el que tiene que morir muere; y ello no hay medicina que lo elimine; por muchos "sabios" que se crean algunos de, "los muchos ilusos monos humanos que pueblan este planeta".

                                Y he dicho y afirmo que. "el miedo es el motor de la vida"; puesto que si observamos, "todo lo vivo de la naturaleza"; todo tiene miedo y lo siente, como algo innato y natural... "hasta se han hecho pruebas con plantas o vegetales arrimándoles una llama poco a poco y ese ser vegetal, se va retirando de la misma, a medida que le llega el calor que le ocasionaría la muerte". No digamos el resto de seres vivos, cuyo cometido es, "comer o ser comido"; y ello conlleva los miedos correspondientes; pero entendamos, que esos miedos, son los que llevan a que cada ser se perfeccione y sea más fuerte, en su propia generación, o en las sucesivas y que lleguen a través de sus genes; por tanto simplemente, "es ley de vida" y punto.

Hoy y en todo "el mundo mundial", se ha impuesto un nuevo tipo de miedo, que desconocíamos; y junto con el mismo; han salido infinidad de inquisidores, salvavidas y tiranos, que con el pretexto de "salvarnos la vida"; han creado un problema, que como ya anticipé, tan pronto me di cuenta, "del percal político de imposición que emplearon y siguen empleando"; afirmé y mantengo que "el remedio es mucho peor que la enfermedad".

Puesto que esa es otra verdad incuestionable, "en la Naturaleza no se producen enfermedades exterminadoras"; normalmente las que crea esa "cruel pero sabia Madre"; es para fortalecer las especies, puesto que va eliminando las partes más débiles, pero al propio tiempo, inmuniza a las más fuertes, para que sigan viviendo y creando generaciones mucho más fuertes y resistentes. O sea que para ello, en cada individuo, contamos con la mejor farmacia del mundo y que se denomina, "nuestras defensas naturales"; que constantemente, "están en lucha con lo que ataque a nuestro organismo". Por todo ello, al miedo hay que darle el valor que tiene; y de paso creer en lo que nada menos que el Maestro Pitágoras, afirmó hace ya dos milenios y medio... "No temáis a la muerte, es un tránsito más, y se  sigue viviendo después de la muerte". Por todo ello y en un foro en Internet, yo he escrito sobre lo que sigue, y que aterroriza a tanta gente, que lo que ya, "da miedo, es el futuro que nos espera por la reacción que han creado estos inquisidores que han creado ese terror".

********************

SOBRE EL MIEDO AL VIRUS CHINO: He visto/leído muchos trabajos de personas que se dicen conocedores, y que no están dentro de la política; y la conclusión que saco, es que en realidad no saben nada de nada. Esta epidemia les ha caído de pronto (yo creo que ha sido creada "como arma de guerra") y los políticos, han optado por crear el miedo atroz que han creado, lo que paralizó la vida, ya que al coartar la circulación del dinero, que provoca, "una vida normal"; ha ido matando todo lo productivo. Y ahora ni saben cómo reponer al individuo de ese miedo, que por otra parte considero absurdo, simplemente analizando y respondiendo a estas tres preguntas. ¿CUÁNTAS FORMAS HAY DE MORIR Y SE MUERE TODOS LOS DÍAS? ¿CUANTAS MUERTES O CONTAGIOS HAY EN RELACIÓN A LA POBLACIÓN MUNDIAL? ¿Entonces por qué y para qué tanto miedoHay que seguir viviendo y con la normalidad máxima; "sólo se contagian y mueren los que débiles de defensas naturales, son propicios a ello, el resto que somos inmensa mayoría no nos afecta nada; además observen que los contagiados, la mayoría lo superan. Así es que menos miedos y a vivir, con las precauciones lógicas, pero no, "LAS INQUISITORIALES QUE NOS HAN IMPUESTO LOS QUE DICEN QUE NOS SALVAN LA VIDA".

***********************

Para mí es desolador, ver a los políticos y a los que se dicen "informadores"; sólo hablar primero, del virus y sus contagios, pero nadie razona de forma humana y comprensible, el cómo enfrentarse a ello, de forma natural, cuidadosa pero no de la forma "tan inquisitorial", que nos quieren imponer... "al final va a morir el que tenga que morir; "enmascarillado" o sin mascarilla, pero en realidad los afectados son minorías muy minorías, y deduzco que es por esa deficiencia de sus defensas naturales; además la mayoría de afectados se recuperan y vuelve a la vida"; y como hay infinitas formas de morir, tengamos la suficiente entereza para aceptar, que esta, es una más; como lo es el tabaco, el alcohol, la carretera, las drogas, incluso esa desconocida enfermedad que lleva al suicidio; y tantas otras que matan a millones cada día. Y que por las circunstancias que vamos padeciendo y que ya he explicado, "considero que va a tener sus víctimas por las terribles consecuencias que la sociedad padece ya, a costa de ese maldito virus chino, el que hay que saber cómo y dónde nació y el por qué y para qué de ello, puesto que lo que no hay duda, es que no viene ni de Dios, ni de los dioses; nació en lugar humano y seguro que de manos humanas". Amén.

 

   Antonio García Fuentes

                                                       (Escritor y filósofo) 

                                      www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)



NOTAS RELACIONADAS

Por: Antonio Garcia Fuentes / Julio 14, 2020
Por: Armando MAYA CASTRO / Julio 14, 2020
Por: Arturo López Corella / Julio 13, 2020