-Al filo del pasado

POR LA ESPIRAL

Ayer se conmemoró el 80 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, con la invasión Nazi en Polonia, y  el bombardeo a la localidad de Wielun; la Luftwaffe descargó contra la población civil las primeras bombas de lo que marcaría uno de los capítulos más negros de la Historia de la Humanidad.

            Bastante negro subrayó por Twitter Ursula von der Leyen, presidenta electa de la Comisión Europea, que tomara posesión de su cargo el próximo 1 de noviembre justo un día después de que Reino Unido active el Brexit el 31 de octubre a las 23 horas.

            Homo homini lupus. Ocho décadas después tenemos una  paz abigarrada a veces cuesta distinguirla entre tanto atropello y sufrimiento porque su ausencia deja entre los seres humanos un enorme pesar.

            Amarga lección que los ciudadanos de este mundo sigamos siendo juguetes rotos al arbitrio de los planes de la élite en el poder, de aquellos que toman esas decisiones que alteran el rumbo de los acontecimientos.

            Si bien concluyó la Segunda Guerra Mundial aún queda viva la memoria en diversos de sus sobrevivientes, en 2019 somos el resultado de esa devastación que permitió a los vencedores erigir una nueva arquitectura internacional.

            Interesante: de los países vencidos, Italia, Japón y Alemania, los tres forman parte en la actualidad del G7, el club más rico de las poderosas democracias del planeta; tenemos que Alemania, que quedó derruida hecha cenizas al finalizar el conflicto el 2 de septiembre de 1945,  hoy es una potencia.

            Los tres países han tenido las bases económicas para reponerse vía sus procesos de industrialización, perdieron una gran guerra, indemnizaron y quedaron destruidos, sin embargo, estos perdedores resurgieron como el ave Fénix.

            Eso es para mí lo más llamativo, me pregunto con ese potencial, ¿qué hubiera sido de ellos y del mundo de haber sido los vencedores? Sin obviar el retorno de los viejos tiempos como si fuera ese viento maligno incapaz de irse para siempre con el renacer de la extrema derecha europea.

            La ultraderecha cobra una fuerza inusitada, lo hace en Italia y en Alemania, y en Francia así como en otras partes de una Europa letraherida fragmentada en su Estado Benefactor y temerosa ante el creciente poder de Rusia y el desprecio de la Casa Blanca con Trump al frente de sus tradicionales aliados.

            De hecho, Trump está molesto con la arquitectura mundial resultante del final de la guerra, no le parece cómo funciona el multilateralismo ni muchos de sus organismos internacionales.

            Por lo pronto, la Organización Mundial del Comercio (OMC) será reformada ya existe un consenso en el G7 y lo han aceptado China, India y Rusia.

A COLACIÓN

            Otra lectura casual de estas ocho décadas tiene que ver  la transformación geopolítica de un mundo que inicialmente quedó escindido entre dos bandos: capitalistas y comunistas dando paso a la llamada Guerra Fría entre norteamericanos y rusos.

Desde la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989 y la desintegración de la URSS el 26 de diciembre de 1991, el capitalismo norteamericano se erigió -sin parangón- en el gran triunfador de una posguerra oscura.

La ideología del capitalismo, la competencia, la libertad económica han dado paso a la guerra de los mercados pero sin el antagonismo ideológico entre el capitalismo y el comunismo como sucedía en antaño.

Ochenta años después se ha terminado la bipolaridad pero se han abierto nuevos frentes porque el imperialismo estadounidense tiene varios y fuertes competidores como lo son China e India. El mundo orbita en medio de una serie de fuerzas centrífugas y centrípetas que mantienen a la paz al borde del precipicio llegamos con muchos focos calientes y  desbordantemente preocupantes a un aniversario en el que pedir perdón no le devuelve la vida a la gente inocente masacrada por gobernantes turbados de narcisismo y de poder. Apelo a la inteligencia para no volver a destruirnos otra vez.

 Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales



NOTAS RELACIONADAS

Por: Claudia LUNA PALENCIA / Septiembre 01, 2019
Por: Norma BUSTAMANTE/ EL MEXICANO / Agosto 31, 2019
Por: Carlos Ramón Romero / Agosto 30, 2019