Recomendaciones para no gastar de más a la hora de comer en una ciudad turística

Si bien los gastos principales y los más elevados al hacer un viaje siempre son en concepto de pasajes y hospedaje, las erogaciones en comida pueden incrementar considerablemente el presupuesto
Recomendaciones para no gastar de más a la hora de comer en una ciudad turística


Si bien los gastos principales y los más elevados al hacer un viaje siempre son en concepto de pasajes y hospedaje, las erogaciones en comida pueden incrementar considerablemente el presupuesto, especialmente si nos encontramos en zonas turísticas. Es sabido que cuanto mayor es la demanda los precios también aumentan, y comer en un restaurante ubicado dentro de un sitio turístico puede costar mucho más de lo esperado. Como si esto fuera poco, algunos inescrupulosos se aprovechan de esta situación y engañan a sus clientes con precios altísimos. De todas maneras, la idea no es asustarse sino tener algunos cuidados y seguir estas recomendaciones para no gastar de más a la hora de comer en una ciudad turística.


 


1. Investigar previamente


Es importante conocer cuál es el valor real de las cosas en el lugar de destino. Tener una idea aproximada de los precios en restaurantes y supermercados es una herramienta que nos servirá para calcular cuánto dinero necesitaremos y saber si nos están cobrando lo que corresponde. Para ello, se puede averiguar en Internet y consultar foros de viajeros donde suelen publicar recomendaciones sobre cada destino. Estar informado siempre es la mejor opción para hacer respetar nuestros derechos.


 


2. Contratar alojamiento con media pensión


Una buena alternativa para ahorrar consiste en contratar hoteles que incluyan el desayuno; siempre comparando precios para saber si es realmente conveniente o no. Por ejemplo, si nos encontramos en una zona de playa, será ideal que el desayuno sea nuestra comida principal para cargar energías, y podremos comprar bebidas y algunos snacks en un almacén o supermercado para el resto del día. Ya sea que busquemos hoteles en queretaro o en Cancún, siempre encontraremos una opción que se adecue a nuestro presupuesto.


 


3. Conocer la moneda local


Si se viaja a un país que posea una moneda distinta a la propia, es necesario conocer su valor exacto y familiarizarse con ella para poder hacer la conversión de manera rápida. A su vez, es importante manejar algunos importes de referencia y saber cuál es el costo de determinados productos básicos en la moneda local. Por suerte, también existen las apps para teléfonos inteligentes que harán la conversión por nosotros.


 


4. Buscar locales que muestren su carta en vidriera


Una buena alternativa es entrar únicamente a restaurantes que muestren sus precios en vidriera, de esta manera nosotros elegiremos cuánto pagar sin encontrar sorpresas al final de la cuenta. Además, será necesario saber si cobran algún monto extra por los cubiertos, el pan, algún aperitivo, etc. Es importante no aceptar nada sin saber si deberemos abonar por ello.



5. Evitar las zonas turísticas


Es importante saber que las zonas más concurridas por los turistas siempre suelen ser más caras. Comer en la avenida principal demandará más dinero de lo esperado, por lo que es conveniente alejarse un poco y buscar alternativas. En todos los destinos encontraremos pequeños comedores o fondas, ferias y mercados en los que se puede comer por un costo mucho menor.


 


Como se puede observar, teniendo en cuenta algunos simples cuidados podremos disfrutar de unas hermosas vacaciones sin pagar de más.




 



MÁS SOBRE Economía y Finanzas

Recomendaciones para no gastar de más a la hora de comer en una ciudad turística
Automovilistas pagarán $4 más por gasolina Premium
Recomendaciones para no gastar de más a la hora de comer en una ciudad turística
Temen una recesión por tema de aranceles