¿Qué es el CFD y qué es el trading de CFD?

¿Qué es el CFD y qué es el trading de CFD?

CFD son las siglas de la expresión en inglés Contract For Difference, es decir, en castellano "contrato por la diferencia". Esta nomenclatura puede provocar serias dudas sobre qué es en concreto el CFD, pero en realidad es un concepto sencillo de entender.

Los CFD  son un producto financiero derivado donde las partes deciden y pactan intercambiar cierta diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un activo subyacente en concreto. Estos activos subyacentes pueden ser de diversa naturaleza, pudiéndose tratar desde acciones, pasando por materias primas o divisas, hasta fondos o índices como el EURIBOR, entre muchos otros.

Así, el trading con CFD consiste en la compra venta de CFD. Sin duda, entender qué es un CFD y qué es el trading con CFD son conceptos a priori difíciles de entender, por lo que lo ideal es acudir a profesionales de trading que nos echen una mano en estos menesteres, tales como XTB.

¿Cómo funcionan los CFD?

Los CFD son muy similares a los contratos de futuros. A continuación, aclararemos una serie de conceptos fundamentales en el trading de CFD, para lo cual es muy útil utilizar la información que profesionales como XTB ofrecen de manera gratuita a través de su página web. Vamos a ello:

  • Spread y comisión: los precios de los CFD están representados a través del precio de venta, es decir, el precio al cual podrá abrir un CFD en corto, y a través del precio de compra, es decir, el precio al cual se podrá abrir un CFD en largo. Así, se comprarán, por ejemplo, acciones de alguna empresa cuando se prevea que, en un futuro, subirá el precio de sus acciones, en cuyo caso estamos hablando del precio de compra. Sin embargo, si se prevé que el precio de las acciones de una empresa en concreto va a comenzar a caer, lo ideal es venderlas, determinando el precio de venta. De acuerdo con esto, lo normal es entender que los precios de venta serán siempre un poco más bajos que los precios reales del mercado, mientras que los precios de compra se verán un poco superiores al precio real. La diferencia entre el precio de venta o de compra y el precio del mercado real es el spread. En la mayoría de los casos, el coste para abrir una posición de CFD suele estar cubierto por el spread, de manera que los precios de compra y venta se ajustarán con el objetivo de reflejar el coste de dicha operación.

  • Tamaño de la operación: los CFD operan en lotes, por lo que el tamaño del contrato en cuestión dependerá del activo subyacente

  • Duración: una gran parte de las operaciones llevadas a cabo con los CFD no tienen fecha de vencimiento, sino que su cierre acaece cuando se realiza una operación contraria. Así, una posición de compra se cerrará con otra posición de venta. No obstante, existen excepciones, como es el caso de los contratos forward, los cuales tienen un plazo de vencimiento.

  • Beneficio y pérdida: para poder calcular el beneficio y la pérdida que acarrea cualquier operación con CFD es necesario multiplicar el número de contratos por los puntos de movimiento de cada uno de ellos, para después multiplicar esa cifra por la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre.



MÁS SOBRE Economía y Finanzas