Mantiene 4T en pausa estímulos fiscales al cine

La cinta "Roma" contó con el apoyo del estímulo fiscal al cine que otorga cada año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
Mantiene 4T en pausa estímulos fiscales al cine

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Quién no recuerda que hace un año una de las películas por Alfonso Cuarón ganó tres estatuillas Oscar, dos Globos de Oro y cuatro premios BAFTA de la academia británica?
No mucha gente lo sabe, pero la cinta "Roma" contó con el apoyo del estímulo fiscal al cine que otorga cada año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).


En la antesala de la entrega de los Oscar en su edición 92 en el Dolby Theatre de Los Ángeles, California, hace un año el estímulo fiscal se coló como protagonista de los premios de la mano de Cuarón.


Este apoyo se creó en 2006 y sigue vigente. Para ello, cada año el Congreso de la Unión aprueba recursos por un monto promedio de entre 500 y 650 millones de pesos.


Sin embargo, en este 2020 el gobierno de la Cuarta Transformación lo ha mantenido en pausa.
El Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) informó que, por problemas técnicos, no se ha podido llevar a cabo la apertura del primer periodo de recepción de solicitudes del estímulo fiscal a la producción y distribución cinematográfica nacional (Eficine) correspondiente al ejercicio del año en curso.


Dio a conocer que se están realizando las acciones pertinentes que permitan solucionar esta contingencia a la brevedad posible.


El instituto se comprometió a que el comité interinstitucional repondrá los días que se requieran para solucionar el problema. Sin embargo, para 2019 se contó con un monto de 650 millones de pesos de estímulo fiscal, pero se determinó una especie de candado para que los contribuyentes que participen en los estímulos para el cine no puedan gozar de otros incentivos que se ofrecen a la industria maquiladora.


En una primera etapa se aprobaron estímulos por 218 millones 891 mil pesos para 22 proyectos, de los cuales en cuatro participaron instituciones financieras.


En la segunda etapa se autorizaron 411.6 millones de pesos para 39 proyectos cinematográficos, en los que al menos siete bancos fueron contribuyentes aportantes.


¿Y cómo funciona? La Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) permite que empresas o personas físicas aporten dinero a proyectos de cine mexicano, y esto les vale como pago de los gravámenes que tienen que declarar ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).


Para el caso de la película "Roma", del mexicano Alfonso Cuarón, la cervecera Grupo Modelo participó como contribuyente aportante, con poco más de 9 millones de pesos como parte del estímulo fiscal del programa a cargo de la Secretaría de Hacienda, y con ello se puso a mano con el fisco.


Cada año se realizan dos convocatorias para someter los proyectos de producción y distribución a consideración del comité interinstitucional, al que ahora se integró el SAT.


Las empresas que quieran participar tienen que inscribirse. Para ello, deben ingresar su solicitud de registro como beneficiario del Eficine 189, como se le identifica a este estímulo, al sistema en línea de la dependencia tributaria del país.
También hay un estímulo fiscal para la distribución de los filmes. En algunas ocasiones las empresas se anuncian o promocionan sus productos durante el estreno de la cinta apoyada o patrocinan los carteles de publicidad.
Para algunos fiscalistas, esta política pública en forma de incentivo fiscal ha servido para impulsar la producción cinematográfica nacional, lo que se puede constatar con la cantidad de cintas mexicanas en las carteleras de los últimos años.



MÁS SOBRE Economía y Finanzas