El Bitcoin vuelve al punto de mira tras una racha de crecimiento

La criptomoneda por excelencia comienza a mostrar signos de estabilidad tras mucho tiempo confluyendo.
El Bitcoin vuelve al punto de mira tras una racha de crecimiento

 

Las criptomonedas, han sido, sin duda alguna, uno de los temas más candentes de los últimos 5 años. Este dinero digital y descentralizado, que surge en la red de redes como fruto de una red de trabajo conjunto y global, ha conseguido comenzar a asentarse como un estándar en todo el globo por sus bondades y particularidades.

Aunque tenga sus detractores, lo cierto es que la fórmula tiene algo que la hace especialmente interesante para realizar toda clase de transacciones. De hecho, tan solo hay que echar un vistazo a cómo se ha normalizado el Bitcoin para darse cuenta de ello. Ha pasado de ser una moneda extraña a ser aceptada en numerosos negocios diferentes.

Actualmente puedes encontrar cajeros de Bitcoin, comprar usando esta moneda en diferentes tiendas online e incluso en algunas físicas, usando su fracción de moneda, el Satoshi, para compras de menor tamaño. Tal es su fama y su extensión, que ya incluso es posible jugar online en cualquier Bitcoin casino usando esta crypto.

Aun así, durante los últimos meses, incluso se podría decir que desde hace más de un año, esta moneda ha presentado unos síntomas de debilidad que la han puesto en tela de juicio. Tras alcanzar un pico superior a los 14.000 euros a finales de 2017, comenzó a caer en picado hasta llegar a mínimos de poco más de 3.000 euros. Un brutal descenso que hizo que muchos perdieran la confianza depositada en ella.

Muchas voces señalaban que el motivo de esta caída eran las restrictivas políticas instauradas en países como China, donde prácticamente se iba a acortar la libertad que concede este tipo de dinero. No obstante, también hay otras que señalan que todo se debió a una compra masiva que llevó, después a una gran venta de monedas.

Medidas que tienen cierto sentido, y es que los principales detractores del BTC esgrimen que, al tratarse de una moneda descentralizada, sin entidades ni organismos que la regulen, hace que se genere un entorno totalmente opaco en el que sea imposible verificar la legalidad de las operaciones que se realicen.

Para algunos, la moneda que va a revolucionar el sistema económico actual moderno y, para otros, un simple intento de cambiar unas reglas que están bien tal y como están. Ambos extremos se han sumido en largos debates mientras el Bitcoin poco a poco ha ido ganando terreno de nuevo al crecer su valor.

De la caída al ascenso del Bitcoin

Y es que esta criptomoneda ha vuelto a triplicar esos mínimos vistos hace cosa de un año y, al parecer, está mostrando síntomas de estabilidad en cuanto a su valor. Actualmente, una unidad de BTC equivale a unos 9.000 dólares, y las cifras no se están moviendo demasiado, lo que implica que está empezando a asentarse.

Uno de los mayores puntos negativos que señalan todos aquellos que no defienden esta forma de dinero es que era algo extremadamente volátil. Las criptomonedas no están sustentadas en ningún sistema financiero ni económico, no tienen grandes entidades detrás de ellas, salvo algunos casos más específicos; por lo tanto, no pueden regularse y no hay forma de que mantengan un valor dentro de determinados márgenes.

Ahora que su situación se está normalizando y que cada vez más países están adoptando el uso de las criptomonedas, se está viendo un claro reflejo en el Bitcoin, que parece estar manteniéndose en un valor más o menos fijo, del que podría no alejarse durante un buen tiempo.

Aunque es de esperar que haya cambios, estos son los primeros síntomas de que las crypto siguen evolucionando y de que el mercado se está adaptando a ellas. La confianza vuelve a aumentar, su valor se incrementa y cada vez más personas confían en casos tan sonados como el Bitcoin, que a día de hoy es la moneda más conocida dentro de lo que se denomina como dinero virtual.

Aun así, muchos organismos de gobierno de diferentes países deben seguir adaptándose a lo que propone esta forma de dinero para que la confianza se vaya extendiendo poco a poco por más territorios. Es un esquema completamente diferente al tradicional, de ahí que haya tanto recelo por su existencia; pero todo apunta a que es el futuro del dinero.

Profesionales y especialistas seguirán analizando de cerca el desarrollo del Bitcoin y de las otras criptomonedas que han surgido tras su puesta en escena. El sector de las criptodivisas es cada vez más amplio y variado, y parece que entre esa marejada de opciones hay varias que apuntan a convertirse en los estándares. Todo dependerá de cómo siga evolucionando el BTC. Si él logra encajar con los sistemas modernos, entonces también podrán otras monedas.

El tiempo dirá, pero todo apunta a que estamos empezando a ver lo que se avecina en materia económica y de dinero. El cambio está cada vez más cerca.  



MÁS SOBRE Economía y Finanzas

El Bitcoin vuelve al punto de mira tras una racha de crecimiento
La mejor manera de conseguir un préstamo online
El Bitcoin vuelve al punto de mira tras una racha de crecimiento
Cuánto cuesta viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020
El Bitcoin vuelve al punto de mira tras una racha de crecimiento
Ingresos pasivos ¿sabes qué son?