Neuronas artificiales, capaces de integrarse y funcionar

Neuronas artificiales, capaces de integrarse y funcionar
CIUDAD DE MÉXICO, agosto 29 (EL UNIVERSAL).- Un proyecto, liderado por investigadores españoles, demostró que es posible generar neuronas por medio de la técnica de reprogramación celular y el uso de piel humana que son capaces de recibir señales e integrarse al tejido cerebral humano.
Científicos del Instituto de Neurociencias (UBNeuro) y del Instituto de Sistemas Complejos (UBICS), de la Universidad de Barcelona, descubrieron que estas neuronas se incorporaron al circuito neuronal biológico al ser trasplantadas en diminutos fragmentos del cerebro de un donante.
El estudio, publicado en "Stem Cells Translational Medicine", utilizó la técnica de rastreo neuronal monosináptico, la que consiste en utilizar virus y registros electrofisiológicos (propiedades eléctricas de las células) para detectar la integración de las neuronas artificiales.
Los autores explicaron que las células trasplantadas se integran en una red neuronal ya establecida, lo que posibilita que reciban señales y establezcan contactos sinápticos con las neuronas de esa porción de cerebro, esto quiere decir, que se relacionan entre las terminaciones de las células nerviosas de manera funcional.
"Es un gran avance en el tratamiento del daño cerebral -aseguró Daniel Tornero- porque la mayoría de los estudios realizados para demostrar la viabilidad de los trasplantes de células madre como terapia se han llevado a cabo con modelos animales, como ratones o ratas", y este es el primero que trabaja con donantes humanos, detalló el profesor de la Universidad de Barcelona.
Tornero, quien también es integrante de UBNeuro, añadió que el método que utilizaron, combino técnicas de biología celular con células madre y el análisis de redes neuronales, basados en teorías de la física. "Aquí hemos establecido un método para demostrar que estas terapias también son eficientes cuando se trasplantan células humanas en un tejido humano", recalcó.
Además, agregó que unas de las ventajas de este procedimiento es injertar las células de la piel humana obtenidas del mismo paciente, a través del proceso denominado como trasplante alogénico, pues esto evita un posible rechazo de la implantación.
Los autores del estudio, desarrollado en colaboración con el laboratorio de Zaal Kokaia, del Lund Stem Cell Center en Suecia, se mostraron entusiasmados, ya que este hallazgo será de utilidad para el diseño de estrategias futuras para aplicaciones terapéuticas y su mejoramiento.


MÁS SOBRE Ciencia y Tecnología