Desarrollan el primer Wi-Fi submarino

Desarrollan el primer Wi-Fi submarino
Tener acceso a internet en todo el planeta es una tarea en que la que trabajan diversas empresas y organismos de manera que llegue, por ejemplo, a comunidades rurales y, ahora también al océano a través de una señal Wi-Fi submarina que pronto podría estar disponible para los buzos.
A través de un sistema que envía datos a través de luz, los buzos podrían transmitir instantáneamente imágenes de debajo del mar a la superficie lo que ayudará a la academia y la iniciativa privada a monitorear y explorar los entornos submarinos en detalle.
El promotor de esta idea es Basem Shihada, de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdullah, en Arabia Saudita, quien asegura que la comunicación subacuática es posible gracias a señales de radio, acústicas y luz. El investigador señala que se requiere de toda esta tecnología pues las señales de radio solo puede transportar datos a distancias cortas, las señales acústicas admiten largas distancias pero con una velocidad de datos muy limitada y la luz puede viajar lejos y transportar muchos datos pero requieren una línea de visión clara entre los transmisores y los receptores.
Tomando en cuenta las ventajas y limitaciones de los sistemas, el equipo de Shihada ha construido un sistema inalámbrico subacuático denominado Aqua-Fi que permite el envío de mensajes multimedia mediante LED o láser. Los primeros proporcionan una opción de baja energía para la comunicación a corta distancia, mientras que los láseres pueden transportar datos más lejos, pero necesitan más potencia.
Los científicos explicaron que Aqua-Fi usará ondas de radio para enviar datos desde el teléfono inteligente de un buzo a un dispositivo de enlace colocado en su tanque que, a su vez, enviará los datos a través de un haz de luz a una computadora en la superficie conectada a Internet vía satélite.
Para entenderlo mejor, el prototipo Aqua-Fi se basa en una computadora que convierte las fotos y videos en códigos de programación que se traducen en haces de luz que se encienden y apagan a velocidades muy altas. La señal se envía a un detector de luz que la vuelve a convertir en código y finalmente las decodifica hasta obtener el mensaje original.
Los investigadores probaron el sistema cargando y descargando contenido multimedia entre dos computadoras ubicadas a pocos metros de distancia en agua estática. Registraron una velocidad máxima de transferencia de datos de 2.11 megabytes por segundo y un retraso promedio de 1.00 milisegundos para un viaje de ida y vuelta. "Esta es la primera vez que alguien usa Internet bajo el agua de forma completamente inalámbrica", afirmó Shihada.
Sin embargo, Aqua-Fi no estará disponible hasta que los investigadores superen varios obstáculos como la calidad del enlace y el rango de transmisión mediante componentes electrónicos más rápidos. Asimismo ahora el haz de luz debe permanecer perfectamente alineado con el receptor por lo que el equipo está considerando un receptor esférico que pueda capturar la luz desde todos los ángulos en aguas en movimiento.
"Hemos creado una forma relativamente barata y flexible de conectar entornos submarinos a Internet global. Esperamos que algún día Aqua-Fi sea tan ampliamente utilizado bajo el agua como el Wi-Fi sobre el agua", concluyó Shihada.


MÁS SOBRE Ciencia y Tecnología

Desarrollan el primer Wi-Fi submarino
Astronauta comparte asombrosa foto del cometa NEOWISE
Desarrollan el primer Wi-Fi submarino
Semana de la energía