Cultivar la empatía entre los equipos de trabajo

Cultivar la empatía entre los equipos de trabajo

Dicen que la empatía es "ponerse en los zapatos de los demás", pero con base en mi experiencia, agregaría que también es la capacidad de ver el mundo como lo ve la otra persona, comprendiendo su situación, emociones, necesidades y preocupaciones.

Son muchas las ventajas de construir lugares de trabajo empáticos. Estudios recientes indican que el 76% de los empleados manifiesta que la empatía impulsa su productividad y un 73% afirma que es una habilidad que se puede aprender. Los líderes de las organizaciones deben permear esta cultura para cosechar sus beneficios.

La empatía es un neutralizador de negatividad. Cuando existen desacuerdos dentro de un equipo de trabajo, sugiero detenerse a pensar en la perspectiva de la otra persona. El entendimiento de un punto de vista distinto al nuestro facilita el diálogo a través del cual podemos encontrar una solución, enriquecida además por la diversidad de opiniones.

Cuando generamos un ambiente en el que reina la empatía, las personas en nuestros equipos de trabajo se sienten comprendidas, escuchadas y respetadas. Se ha demostrado que en estas condiciones, es más probable que la gente sea más receptiva a las preocupaciones de los demás, contribuyendo a la cohesión y colaboración dentro del equipo.

Dentro de un ambiente de entendimiento las personas expresan mejor sus preocupaciones, por ejemplo, si necesitan mayor capacitación o ayuda para un proyecto, si tienen algún conflicto con alguien o algún temor dada la situación actual. De esta forma, todos los miembros del equipo podemos ayudarnos entre sí. Recordemos que la empatía siempre debe ser recíproca: del liderazgo hacia el equipo y viceversa, así como entre pares. Debe permear a toda una organización para generar un impacto positivo y visible.



MÁS SOBRE Ciencia y Tecnología