Por Braulio Serrano Ruíz | sábado, 28 de noviembre de 2020


Este domingo, político lector, concluirá la gira presidencial más extensa desde hace varios años, no únicamente del periodo de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, sino de los últimos sexenios, por lo general los gobernantes se preparaban para hacer algún acto de presencia, algunas inauguraciones de protocolo, reuniones políticas y máximo duraban 24 horas completas en el territorio, pero por lo general el mismo día que venía el Ejecutivo en turno, se despedía, dejando en el tintero muchos de los asuntos pendientes.

Sin embargo, el mandatario nacional dedicó tres días completos de su agenta, visitando cada uno de los seis municipios de la entidad, el viernes estuvo presente en Mexicali y Tecate, este sábado en San Quintín y Ensenada, siendo para este domingo el cierre de su agenda en la casa municipal de Playas de Rosarito donde definirá la exención del pago de la primer caseta de cobro de la carretera escénica para todos los residentes de la zona que necesitan cruzar por el peaje para llegar a sus hogares.

Por la tarde, López Obrador acudirá a la colonia Xicoténcatl Leyva para atestiguar el Proyecto Integral de cauce de Arroyos en la ciudad de Tijuana, ahí seguramente el oportunista del Alcalde de Tijuana estará preparando todos los fotógrafos que los 600 kilos le permitieron pagar para tomarse la mayoría de fotos simulando que existe cercanía con él y el Presidente de la República.

Lo cierto es que desde hace meses se comenta que Arturo González Cruz ha buscado por todos los medios tener una reunión con carácter político (que no gubernamental) con López Obrador, cosa que bajo ninguna circunstancia ha sucedido, esto ha sido interpretado por muchos como la negativa y el rechazo que tiene el Presidente de la nación hacia las decisiones y posturas que González Cruz ha sostenido recientemente, donde se caracteriza por aparentar trabajo que escasamente hace, mientras se placea en todo el estado vendiéndose como el candidato de Morena a la gubernatura “palomeado por AMLO”, cosa que para nada es cierto.

Por lo pronto, en las esferas políticas se ha destacado el empeño que el Presidente le ha puesto a Baja California, demostrando el cariño y la dedicación del mandatario preocupándose por el desarrollo humano y social de los que menos tienen, enfocando sus acciones de gobierno en beneficios directos para los que más lo necesitan.

Adicional a ello, también se ha comentado mucho la cercanía que se ha observado que existe entre el Gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, reconociendo mutuamente el esmero y los resultados positivos de su trabajo al frente del gobierno estatal y federal.

Por otra parte, donde sigue la efervescencia política es en el frente opositor, que si bien ya fue desestimado por AMLO, realmente no ha comentado nada sobre la posibilidad de que el abanderado de la alianza en BC sea el Ingeniero Jorge Hank, mientras tanto, en el lado celeste de la coalición celebraron su Consejo Estatal, donde el cuerpo colegiado autorizó al Comité Directivo Estatal del PAN a que establezca los acuerdos para formalizar una alianza para los comicios del 2021 en la entidad.

La votación no fue unánime, mientras que 53 azules integrantes del Consejo votaron por el sí, otros 28 se opusieron, es importante recordar que al interior de Acción Nacional se ha manifestado un rechazo para que el PAN se alíe con el PRI, sobre todo si el candidato es el Ingeniero Hank Rhon.

Dentro de lo aprobado por el Consejo Estatal, resaltó que los azules autorizaron la alianza únicamente si el candidato a la gubernatura es un “ciudadano” o un militante de su propio partido, esto fue interpretados por algunos como un “candado” para impedir que el mismo Hank sea el candidato de la alianza, mientras que otros lo miraron como un mensaje negativo de los azules, pues condicionan que solo sea un panista o un “ciudadano” el candidato ¿y entonces Héctor Osuna qué es?

Paralelo a ello, algunos han recordado que la ambigüedad de lo “ciudadano” es donde podría existir la rendija para que aún no exista impedimento para que Hank sea el candidato, puesto que desde hace años, por algún “error involuntario”, el Ingeniero y varias decenas de prominentes priistas fueron “sacados” del padrón, por lo que actualmente muchos que se han identificados como priistas, en términos jurídicos ya no lo son.

La respuesta de algunos dirán que de todos modos Hank es “simpatizante” o “priista”, sin embargo también existe la reflexión del trato que se le daría a Osuna Jaime, puesto que el renunció al panismo en el 2013 echando “sapos y culebras” de Acción Nacional, luego ha sido candidato por al menos dos partidos diferentes en menos de dos años y ahora los mismos panistas “impulsan” a Osuna Jaime. ¿Ahí qué sucede?

Por lo pronto algo es seguro, ya sean los hankistas o los panistas llevan una jugada escondida en estos movimientos y ya sea que quieran colar al Ingeniero con “calzador” en la candidatura o que realmente con este candado logren “detenerlo”, una de las dos facciones de la alianza saldrá herida.

Una buena parte de “opinadores políticos” han acertado en preguntarse si realmente Hank y su gente no se han dado cuenta que con el rechazo azul y la insistencia de empujarlo como candidato, realmente se está haciendo una escisión de muerte a la alianza, pues una de las dos partes saldrá perdiendo en esta “medición de fuerza”, lo que podría significar la perdición para la alianza.

No obstante, una cosa es cierta, el bloque opositor se está jugando su “ultimo tiro”, puesto que si no pueden ganarle a Morena o al menos arrebatarle algunos espacios de representación, quedará demostrado que esos partidos políticos quedaron en el pasado y podrían ocasionarles heridas de muerte a todas las siglas del frente, por lo que necesitan llevar a un candidato que realmente pueda ganarle al abanderado que defina Morena en los siguientes meses. Entonces la pregunta para los aliancistas sería ¿quién podrá ganarle a Morena-PT-PVEM? ¿Veloz, Osuna o Hank? ¿o quién?

JORGE HANK RHON… Es la manzana de la discordia en el frente opositor