Analizan los Trastornos Sufridos por Trabajadores y Patrones Durante la Pandemia

Por María Mercedes García | jueves, 7 de abril de 2022

El principal fue el tema emocional, el miedo, la inseguridad, incertidumbre, la ansiedad y sobre todo el ausentismo que representó un "terror" para los centros laborales


MEXICALI.- La contingencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, provocó pérdidas económicas en diferentes sectores de la sociedad, que derivó también en mucho desempleo y falta de ingresos, tanto para patrones como trabajadores.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), entre marzo y abril del 2020, casi en la etapa de arranque de la pandemia en México, se perdieron 12.5 millones de puestos de trabajo, los trabajadores informales fue en mayor cantidad, representando 10.4 millones en tanto que de trabajadores formales, 2.1 millones perdieron sus fuentes de ingreso.

Luego de poco más de dos años de pandemia, México se encuentra con el semáforo epidemiológico en color verde, y en estos momentos además de trabajar en la reactivación económica, los sectores productivos de la sociedad trabajan en revertir las afectaciones sufridas, tanto en los directivos de las empresas como en los trabajadores.

Uno de los daños principales que se dieron en ambos lados, patrón y empleados, fue el tema emocional, de acuerdo al experto en el tema Alfonso Caloca, quien cuenta con una trayectoria de más de tres décadas como coach, asesor en diferentes materias y director de la empresa de Human Training, quien estuvo como invitado-capacitador durante la asamblea ordinaria que celebró el Grupo Mujeres Empresaria de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Delegación Mexicali, que encabeza la contadora Norma Griselda Tovar Díaz.

Durante su participación, el coach Caloca llevó a cabo la disertación de la plática informativa de las obligaciones de los centros laborales en el tema de salud y seguridad post pandemia.

Previó a dicha disertación, el capacitador declaró a El Mexicano que la principal afectación en los escenarios laborales es el tema emocional.

"El miedo, la inseguridad, la incertidumbre, la ansiedad, pero sobre todo el ausentismo, que para los centros laborales fue el terror, ya que representaron bajas por muertes o por personas que generaron emociones negativas que les impidió retornar a sus respectivos trabajos, unos por miedo de contagiarse ellos mismos y posteriormente a sus familiares", señaló.

Ante ello destacó que se tiene que trabajar a favor de los empleados debido a que "los colaboradores en las empresas son el motor de todo negocio", dijo.

De igual manera detalló aspectos sobre las medidas que los directivos de las empresas deben observar en este retorno a la nueva normalidad, teniendo conocimiento sobre las nuevas disposiciones legales establecidas para una relación patrón-empleado.