Por Redacción | lunes, 3 de mayo de 2021

El evento terminó siendo un acto de campaña de candidatos panistas urgidos de foro.


TIJUANA.- Con una pobre asistencia que no superó las 300 personas, la manifestación contra la expropiación del Club Campestre se redujo a un acto de oportunismo político, debido a que se contaminó con la presencia de los candidatos de la alianza Va por Baja California (PAN-PRI-PRD) a la gubernatura y alcaldía de Tijuana, Guadalupe Jones Garay y Jorge Ramos Hernández.

Aunque se afirma que son más de 800 los dueños de dicho campo de golf y que cientos de empleados se verían supuestamente afectados por su eventual expropiación, los organizadores del evento de protesta no tuvieron convocatoria y en realidad terminó siendo un mitin partidista.

Al respecto, el coordinador de El Foro los Defensores, Guillermo Sánchez Ríos, sostuvo que estas manifestaciones no deben dejar de lado el interés superior de los ciudadanos, y pidió a los actores políticos mantenerse al margen a fin de buscar una legítima contienda electoral.

Por su parte, el candidato de Morena-PT al Distrito local 09, Marco Antonio Blásquez Salinas, exhortó a los aspirantes del PAN-PRI-PRD a “que se vayan a las colonias a escuchar el juicio del pueblo, porque se montaron en la manifestación del Campestre para buscar un posicionamiento que entre el pueblo no tienen”. Agregó que la mayor parte de los participantes fueron “politiqueros urgidos de agarrarse de algo, así fuera un clavo ardiente”.

Blásquez Salinas indicó que el Gobierno del Estado y el Consejo del Campestre están en franca vía de acuerdo, y los “metidos inconformes no hacen más que contaminar los convenios”.

También apuntó que “fue muy claro durante la manifestación cuando el presidente del Campestre, Mario Gastón Toledo Castillo, anunció que ya había una ruta de acuerdo con el gobernador Jaime Bonilla Valdez, pero los asistentes lo empezaron a abuchear, porque lo que realmente quieren es pelear y tener un foro político”.

El contendiente a una diputación local, comentó que la próxima semana es muy posible que se anuncie un acuerdo que refuerce la responsabilidad social del club (Campestre).

Además, sugirió a los “ahora pripanistas que se acuerden cuando el ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán se quiso robar terrenos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) para construir un centro de convenciones privado, o cuando los Aubanel y los Arnaiz se quisieron hurtar la plaza Benito Juárez, para construir un centro comercial y cobrar rentas para ellos”.

“¿Cómo no dicen que nuestro gobernador Jaime Bonilla Valdez pagó a la UABC los mil 600 millones de pesos que Francisco ‘Kiko’ Vega se robó, y además le donó a la Universidad los terrenos de la zona del Río?”, les reprochó.

A su vez, el candidato a diputado por el Distrito 06 de Movimiento Ciudadano, Ignacio Acosta Montes, consideró que “no me parece la vía más apropiada para defenderse de una acción legal, utilizarla como una manifestación político electoral, creo que esta no es la vía más correcta, puesto que se evidencia que en lugar de estar defendiendo un derecho propio, de estar defendiendo un interés legal, se está buscando, como se dice en el argot, sacar raja política de la situación”.

Sobre lo anterior, la candidata a la presidencia municipal de Tijuana por la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, Montserrat Caballero Ramírez, declaró que “(…) es cierto que la justicia debe ser para todos, y por su situación socioeconómica las familias del Club Campestre ya tienen representación jurídica y social en prácticamente todos los sectores de la sociedad, pero soy de la firme opinión que manifestaciones, en cualquiera de sus formas, deben estar reservadas para los grupos vulnerables. De cualquier manera, los miembros del Campestre y sus simpatizantes están en su derecho de manifestarse”.

Sin embargo, precisó, “lo que no es justo es el oportunismo político, y va para los viejos y los nuevos. Tijuana no tropieza dos veces con la misma piedra. Ya no tienen derecho, ni les daremos la oportunidad de mentirnos”.

Líderes ciudadanos señalan que los candidatos aprovechan la protesta para sacar raja política. (Foto: Omar Martínez).