Por Bernardo Peñuelas Alarid | lunes, 29 de noviembre de 2021

José Jaime Alcoer Tello, director de la paraestatal, se reunió con constructores a quienes les informó de los retos pendientes y los planes de reabastecimiento.


ENSENADA.- La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE) tratará de cobrar el agua que se consume través de tomas clandestina y el rezago en los pagos, a través de un “programa amigable”, informó el director de la paraestatal José Jaime Alcocer Tello.

Durante su encuentro con integrantes de Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción de Ensenada (Comice) encabezados por Abel Medrano Salazar, el funcionario estatal adelantó que la campaña de recuperación de adeudos será previa explicación y buscando que los usuarios se regularicen y se conecten correctamente a la red.

Indicó que la mayoría de las tomas irregulares están en zonas habitacionales, pero también las hay en áreas comerciales e industriales, pero en todos los casos, la CESPE tiene la obligación de facturar el consumo.

BUSCARÁN APROVECHAR AGUAS TRATADAS

Alcocer Tello dijo que también buscará comercializar las aguas tratadas que actualmente “se están tirando”, con el objetivo de fortalecer las finanzas del organismo.

Ante los asociados a Comice, dijo que se está trabajando en la rehabilitación de la Planta de Tratamiento de “El Gallo” para que deje de derramar aguas negras a Playa Hermosa, con lo que se busca que, a partir de los primeros meses del 2022 ya esté operando y para el próximo verano la playa esté libre de contaminación y apta para su uso.

También informó que las reparaciones que se hacen a la Planta Desaladora que se habían anunciado concluir en diciembre, fueron pospuestas para enero de 2022, con lo que se espera que el suministro de esa fuente que actualmente ronda los 100 litros por segundo, se incremente por lo menos a 230.

Con ello, añadió, se busca regularizar el abasto, sobre todo en algunas zonas aledañas a la colonia Morelos, que ha sido de las más afectadas con la disminución del flujo de la desaladora.

El director de la CESPE dijo que están buscando soluciones al problema financiero de la paraestatal, al tiempo que se trabaja en la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento del líquido; en ese sentido, se refirió a varias acciones que serán anunciadas próximamente por la gobernadora del Estado, Marina del Pilar Ávila Olmeda.

En su diálogo con los constructores encabezados por Medrano Salazar, el funcionario reconoció que el organismo operador enfrenta serios problemas de infraestructura de distribución y tratamiento de aguas negras, por lo que, explicó, si en este momento hubiera suficiente flujo, no habrá manera ni de hacerla llegar a toda la ciudad, ni de tratarla.

Hay puntos críticos en las redes de conducción y distribución y tratamiento que hay que atender, como la rehabilitación de 4 kilómetros del acueducto que pasa por 4 milpas en El Sauzal, la línea 3 en la Zona de Valle Verde, y la Planta de El Gallo, entre otros, antes de poder incrementar el flujo de agua a niveles normales, aclaró Alcocer Tello.

Sin embargo, destacó, hay voluntad y el compromiso de la gobernadora de hacer lo necesario, de la mano del sector de la construcción para encontrar soluciones a la problemática que enfrenta la ciudad.