Noticias
Secciones
Servicios
Clasificado
Últimas noticias
Lo más comentado
MS-13, una pirámide de férreo control
SAN JOSÉ.- La Mara Salvatrucha (MS-13), una de las dos organizaciones criminales juveniles más tenebrosas de Centroamérica y con nexos de obediencia y coordinación con cadenas pandilleras socias en Estados Unidos y México, es una nueva obsesión del presidente estadounidense, Donald Trump. Empeñado en buscar justificaciones de seguridad para construir un muro en la frontera entre México y EU, Trump se refirió a la MS-13 en tres oportunidades, del 18 al 23 de abril pasados, en su cuenta de Twitter, al calificarla de “muy mala”, violenta y malévola, culparla de tráfico de drogas y asegurar que opera en “ciudades a través” de EU. ¿Pero qué es la MS, declarada en 2012 por EU como organización criminal internacional por narcotráfico, secuestros, asesinatos, tráfico de personas, prostitución, extorsión y crimen organizado, con presencia entre 35 y 40 estados de ese país? Un informe de la fiscalía general de El Salvador, del que EL UNIVERSAL tiene copia, desnudó la organización de la pandilla que, como la Mara 18 (M-18), su mortal enemiga, surgió en el decenio de 1980 en California entre cientos de miles de salvadoreños, hondureños y guatemaltecos que huyeron a EU de las guerras en Centroamérica. Los primeros mareros viajaron hace más de 23 años de EU al Triángulo Norte de Centroamérica —Honduras, Guatemala y El Salvador— en masivas deportaciones de migrantes irregulares y reprodujeron en sus países el modelo de extorsiones, sicariato y otras actividades en nexos con el crimen organizado transnacional. A ambas maras se culpa del agudizado escenario de violencia en la pelea por dominar calles, aldeas y barrios en zonas urbanas y rurales de esas naciones.
Aquel cuya sonrisa le embellece es bueno; aquel cuya sonrisa le desfigura es malo.
(Proverbio húngaro )
Edición impresa
Tijuana
Mexicali
Ensenada