el-mexicano.com.mx VIERNES, 18 DE ABRIL DE 2014
 
 

Leyendas de Tijuana

Por Redacción / EL MEXICANO

Publicado (Edición impresa)

ROSARITO B.C.- Histórica reunión fue la que se realizó el pasado domingo en Rosarito, cuando en un solo escenario se reunieron leyendas del rock de los años 60s, su mayoría músicos de Tijuana y Baja California.

Nombres de grupos como los Tijuana Five, Los Moonlight, Los Night Owls, Los Dug Dugs, entre otros, fueron los cabezales de una impresionante cartelera que estaba integrada por más de 15 grupos.

El primer grupo en subir al escenario fue Tikos Big Jazz Band del legendario saxofonista Neto Lizárraga, quien formó parte de los Moonlights y fundador de varios ensambles musicales.

Después de esta orquesta siguió el rock a cargo de Alex “El Diablo” Villegas, quien formó parte de grupos como Peace & Love, El Ritual, Diablo, Camaleón, entre muchos otros, y tocó en el legendario festival de Avándaro con el grupo Zafiro.

Entre los músicos que estuvieron en el evento, pero no participaron musicalmente, fueron Samuel Urbano “El Sammy”, cantante de Los Jockers, Los Mummys y Los Downbeat entre otros grupos, también Agustín Villegas de Los Solitarios y Emilio Verdugo de los Tj’s.

Otros grupos que se presentaron en esta fiesta musical fue el trío de jazz ContraPunto acompañados por Neto Lizárraga, de Tikos Big Band, mientras Beny Loza, cantante de grupos como Sunshine Proyect y los Genios, puso el romanticismo al evento acompañado del pianista Yorch Villalobos.

Parte del evento fue la entrega de placas conmemorativas otorgadas por el Instituto de Cultura de Baja California, ICBC a los músicos de gran trayectoria artística como Baby y Javier Bátiz, Fito de La Parra (Canned Heat) Armando Nava (Los Dug Dugs), a los hermanos Frankie, Blanca e Irma Estrada (Los Rockin Devils) Alberto “EL Pájaro” Isordia (Tijuana Five) y muchos más.

American Nova, otra de las bandas importantes de Tijuana, integrada por Paco Elorza, en la batería; Luis Elorza, en el piano; José Luis Moreno, en la guitarra; Antonio Perretta en el bajo, y Rubén Lugo, en la voz, presentaron su rock clásico ante el centenar de asistentes en su mayoría familiares de los músicos.

Manuel Delgadillo, cantante y guitarrista, fundador de los Stranger, grupo que en sus inicios tuvo como bajista a Carlos Santana, se presentó en esta reunión de puras estrellas con su grupo R & B Band.

Uno de los momentos cumbres del evento fue la participación de los Tijuana Five, con el gran cantante “El Pajaro” Alberto, y en la guitarra Lupillo Barajas, uno de los guitarristas de jazz más importantes de Mexico.

Este grupo dejó escuchar clásicos de la ola inglesa, pero en versiones en español como No Me Critiques (Dont Bring Me Down) y Ya Nunca Mas (As Tears Go By).

Después de los Tijuana Five, siguió una de las reuniones más esperadas. Los legendarios Dug Dugs, con Gustavo Garayzar en la guitarra; Armando Nava en la flauta, voz y guitarra, y Enrique Nava en la batería, acompañados por Raúl Valdez al bajo; también participaron en el festival de Rock y Ruedas de Avándaro. Con ellos llegó el rock duro, recordando temas como Smog y Let’s Make It Now.

Los Night Owls, uno de los grupos pioneros en Tijuana, encabezados por su cantante René Maldonado, fue otro de los puntos fuertes del concierto, acompañado por músicos reconocidos como Sócrates Ortíz en el bajo, Fernando Castañeada en la flauta y voz, y Víctor Humbert en la guitarra.

Otro grupo esperado fueron los Rockin Devils, esta banda grabó muchos discos en los sesentas y participó en diversas películas; encabezado por sus vocalistas, los hermanos Estrada, Frank Blanca e Irma pusieron a bailar al público con temas como Hey Lupe y Bule Bule.

Para el final de la tarde, llegó uno de los grupos más queridos en México, baladistas de corazón, El “Lolo”, Mario Brown subió al escenario con los legendarios Moonlights, creadores de temas como “Detrás de tu Sonrisa” y “Amarga Decepción”.

Para cerrar esta reunión de estrellas de Tijuana, se hizo presente uno de los músicos representativos de la ciudad, Javier Bátiz, acompañado de Ramón Torres, bajista del grupo setentero Náhualt y en los coros las voces de los Rockin Devils.

Eran las 8 de la noche cuando el concierto llegaba a su fin, y el escenario quedaba listo para los inmortales “Jams Session” que se dan entre los músicos después de un concierto inolvidable.

/informacion/noticias/1/8/fama/2010/09/28/427995/leyendas-de-tijuana
 
 
Publicidad
Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.

Comentarios

Publicidad
Comparte facebook twitter

Noticias por sección

Publicidad
Publicidad