el-mexicano.com.mx MARTES, 21 DE OCTUBRE DE 2014

Mató a su hija porque lloraba

TENÍA DOS MESES

Por (AGENCIAS)

Publicado (Edición impresa)

La madre también está detenida por pegarle a la bebé

TIJUANA.- Irving y Laura están presos, él causó la muerte de su hija de dos meses de edad, a quien golpeaba con el consentimiento de su cónyuge.

La Subprocuraduría Contra la Delincuencia Organizada (SCDO) a través de la Unidad Orgánica de Homicidios Dolosos determinó que ambos son responsables de la muerte de la bebé Clara Bravo Ramírez.

La niña falleció el pasado viernes 16 de noviembre. Llegó prácticamente sin vida al Hospital General, a donde la trasladaron a bordo de una ambulancia paramédicos de la Cruz Roja.

El crimen ocurrió en la casa número 4 ubicada en la avenida Benito Juárez del ejido Lázaro Cárdenas, cuando el nayarita Irving Bravo Fierros, “El Wiked”, de 27 años, se encontraba solo en compañía de su hija.

De acuerdo a la investigación de los agentes de la Policía Ministerial, eran las 19:30 horas cuando de la vivienda salieron su cónyuge Laura Ramírez Olvera, de 22 años, y su hija de tres años.

Claudia se despertó y empezó a llorar. Eso molestó a “El Wiked”, quien fue a la cama en donde estaba la infante, a quien golpeó en la cabeza con el nudillo de su dedo medio de la mano derecha.

Pero no dejó de llorar, por el contrario, eran más sus gritos. Volvió a pegarle y luego le puso a la bebé el biberón en la boca hasta que dejó de llorar.

La mamá regresó y preguntó a Irving si la niña se había despertado, a lo cual él respondió que no. Pero ella fue a la cama y vio a la pequeña en mal estado.

¿Qué le hiciste? cuestionó la mujer, a lo que el padre le contestó que nada. Laura al ver el mal estado de su hija decidió darle respiración de boca boca.

Al ver que su hija no reaccionaba corrió a pedir ayuda a unos familiares que viven a dos calles, los cuales solicitaron una ambulancia, cuyos paramédicos llevaron a la infante y sus padres al Hospital General.

Tras diagnosticarse la muerte de la bebita, las autoridades médicas reportaron el caso al Ministerio Público, cuyos agentes de la Policía Ministerial detuvieron a la pareja, quienes confesaron que no era la primera vez que Irving golpeaba a la bebita, incluso a la otra menor de tres años.

En la necropsia de ley, el médico legista determinó que la infante falleció por traumatismo craneoencefálico.

El cónyuge delató además a Laura, a quien acusó de permitirle dichos abusos, además de que ella también hacía lo mismo.

A los dos se les recluyó a la penitenciaría de La Mesa, en donde serán procesados en un Juzgado Penal por el delito de homicidio calificado agravado por razón de parentesco consanguíneo.

Cabe destacar que a Bravo Fierros, lo deportaron en el año 2007 de los Estados Unidos, en donde estuvo detenido por posesión de droga y robo de vehículo. (sba)

/informacion/noticias/1/22/policiaca/2012/11/22/631255/mato-a-su-hija-porque-lloraba
 
 
Publicidad
Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.

Comentarios

Publicidad
Comparte facebook twitter

Noticias por sección

Publicidad
Publicidad