Noticias
Secciones
Servicios
Clasificado
Últimas noticias
Lo más comentado
EL MEXICANO

La libertad religiosa en México

por Armando MAYA CASTRO
4/24/2019 9:34:00 PM
Por Armando Maya Castro
El respeto absoluto a las creencias religiosas, tan necesaria en un país religiosamente plural como el nuestro, sólo puede darse dentro de un Estado laico. Por ello la importancia de trabajar en pro de su fortalecimiento y consolidación, sobre todo cuando se levantan voces pidiendo el retorno de los privilegios que se creían muertos desde que Benito Juárez y los hombres de la Reforma crearon el Estado laico y la separación del Estado y las iglesias.

Las Leyes de Reforma, que fueron elevadas a rango constitucional en 1873, suprimieron el fuero eclesial que colocaba a los clérigos del catolicismo fuera de los tribunales comunes, además de acabar con otros privilegios clericales, y con la desmedida influencia de la jerarquía católica sobre las decisiones del Estado.

Este ordenamiento jurídico concretó, asimismo, el reconocimiento expreso de la libertad religiosa mediante la Ley sobre Libertad de Cultos, expedida el 4 de diciembre de 1860.

Esta ley establecía en su artículo primero: “Las leyes protegen el ejercicio del culto católico y de los demás que se establezcan en el país, como expresión y efecto de la libertad religiosa, que siendo un derecho natural del hombre, no tiene ni puede tener más límites que el derecho de tercero y las exigencias del orden público”.

De entonces a la fecha existe en México libertad religiosa, aunque hoy por hoy haya grupos religiosos que argumenten que dicha libertad no es plena porque a los sacerdotes se les prohíbe ser votados, hacer proselitismo político y desempeñar cargos públicos, y a las iglesias se les impide tener acceso a la educación pública que se imparte en las escuelas oficiales, y ser propietarias de concesiones de radio y televisión.

Es evidente que los autores de este argumento no quedaron satisfechos con las reformas constitucionales que impulsó Carlos Salinas de Gortari en 1992, las cuales permitieron la educación religiosa en las escuelas privadas y otorgaron personalidad jurídica a la Iglesia católica, lo que posibilitó el establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y el Vaticano.

En el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa se violentó el Estado laico en repetidas ocasiones, sobre todo cuando el mandatario michoacano intentó “guadalupanizar” por decreto a la totalidad de los mexicanos. Pero no sólo eso, sino que, en la visita del ahora papa emérito Benedicto XVI al estado de Guanajuato, en marzo de 2012, participó en la misa que presidió el entonces pontífice romano, y tomó inclinado y sumiso la comunión de manos de éste.

Por ello, sorprende que Calderón Hinojosa critique las presuntas violaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador al carácter laico del Estado, cuando postea en sus redes sociales publicaciones con contenido religioso. ¿Será que ya se dio cuenta de que un presidente de México no puede ni debe atentar contra la laicidad estatal? Si no es así, se trata evidentemente de un intento de sacar raja política de las declaraciones del mandatario de origen tabasqueño, olvidando lo que Bernardo Barranco le recuerda en su columna de ayer, en el sentido de que durante su sexenio promovió la reforma del artículo 24 constitucional sobre libertad religiosa.

Habrá que recordar que la exposición de motivos de dicha modificación constitucional evidenció el intento presidencial de posibilitar el retorno de la educación religiosa a las escuelas públicas, lo que constituía un lamentable atentado contra el carácter laico del Estado y de la educación.

/informacion/editoriales/3/16/editorial/2019/04/24/1066387/la-libertad-religiosa-en-mexico

MAS NOTICIAS

Comentarios

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.