Noticias
Secciones
Servicios
Clasificado
Últimas noticias
Lo más comentado
EL MEXICANO

Impacto devastador de la pederastia clerical en Chile

por Armando MAYA CASTRO
12/19/2018 11:51:00 PM
El peor viaje del papa Francisco a un país extranjero fue el que realizó a Chile, del 15 al 18 de enero del presente año. En ese país de América del Sur, que para Bill Gates es uno de los países latinoamericanos más avanzados en educación, investigación y desarrollo, el papa cubrió un itinerario que incluía visitas a las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

El recorrido papal tuvo la marca de la inconformidad y protestas de los católicos chilenos por la presencia en las ceremonias papales del obispo de Osorno, Juan de la Cruz Barros Madrid, señalado de encubrir, entre otros sacerdotes pederastas, a Fernando Karadima Fariña, condenado a una vida de penitencia y oración, sentencia que para algunos es insignificante, tomando en cuenta que se trata del depredador sexual más temido de la Iglesia católica chilena.

En su estancia en esa nación, el papa se equivocó al calificar de calumniadores a las personas y grupos que afirman que el obispo de Osorno protegió a Karadima, pese a que ha sido señalado como testigo de algunos delitos del mencionado sacerdote. Esto fue lo que dijo en defensa de Juan Barros el argentino Jorge Mario Bergoglio a un grupo de periodistas de Chile: Todo es calumnia. El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, voy a hablar".

Vinieron posteriormente las disculpas del papa por sus controversiales declaraciones, las cuales fueron objeto de duras críticas mediáticas y de varios sectores de la sociedad chilena, entre las que destacan las de los Laicos de Osorno, quienes tildaron de inhumano al líder máximo del catolicismo. Este fue el comentario sobre la disculpa papal de Juan Carlos Claret, vocero de la citada agrupación: "Es inhumano que el Papa prefiera sacrificar una diócesis sabiendo todo lo que estamos viviendo y por el propio Juan Barros. Es una irresponsabilidad absoluta del Papa y por eso que ahora que dice esto al voleo debería con más fuerza responder y reaccionar removiendo al obispo Juan Barros por el bien de todos. Es un Papa inhumano”.

El papa respondió con una nueva disculpa, y enviando a Chile a Charles Scicluna, obispo de Malta y experto de la sede papal en delitos sexuales, cuya misión era investigar y escuchar las voces que señalan al obispo de Osorno como testigo y defensor de los sacerdotes que han perpetrado abusos sexuales en esa nación sudamericana.

En el transcurso de su investigación, Scicluna se encontró con mucho más de lo que iba a investigar, tal como publicaron diversos diarios chilenos, quienes comenzaron a darse cuenta de la situación real del problema, y de que el caso Barros era solo la punta del iceberg.

La magnitud del problema a raíz de los casos de abuso sexual y encubrimiento empezó a ser clara para el pueblo de Chile y el mundo entero, luego de conocer que el papa convocó al Vaticano a los 34 obispos chilenos, y que, tras esa reunión, la Conferencia Episcopal de Chile anunció en rueda de prensa la renuncia de todos los obispos chilenos: la de los 31 obispos activos, así como la de los 3 en retiro.

El papa aceptó ya la dimisión de tres obispos chilenos, entre ellos la de su defendido, Juan Barros, de la diócesis de Osorno, así como la de Cristián Caro Cordero, de la arquidiócesis de Puerto Montt, y la de Gonzalo Duarte García, de la diócesis de Cortázar.

Lo más reciente que se sabe sobre esta lamentable historia de atropellos perpetrados por clérigos chilenos, es que el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, será remplazado por indicación del papa en las próximas semanas. La razón: el encubrimiento de varios casos de pederastia clerical desde mediados de los años 80, muy a pesar de lo que dice su abogado, Hugo Rivera, quien insiste en que “no existe antecedente alguno que permita imputar al señor cardenal la calidad de encubridor de abuso sexual, siendo ésta la razón por la cual le aconsejé ejercer su derecho a guardar silencio, máxime si se iba a discutir el sobreseimiento definitivo en dos días más”, declaró Rivera.

Otro de los cardenales encubridores es Francisco Javier Errázuriz Ossa, sobre el que existen pruebas que lo incriminan como encubridor de Karadima, y quien omitió las denuncias contra éste. Hasta hace unos días, este personaje formaba parte del Consejo de Cardenales, un organismo asesor del papa en materia de reformas a la curia romana.

Por estos escándalos y el encubrimiento de estos, la confianza de los católicos de Chile en la Iglesia católica ha caído al 15%, y el número de católicos descendió del 73% al 58%, publicaron este miércoles diversos periódicos del mundo, entre ellos Clarín de Argentina.

Este medio de comunicación destaca las acciones del papa para “limpiar a fondo un problema de una magnitud enorme”, pero señala que esta crisis “está vaciando las iglesias y pone serios interrogantes sobre el futuro de la Iglesia en ese país”.

/informacion/editoriales/3/16/editorial/2018/12/19/1060914/impacto-devastador-de-la-pederastia-clerical-en-chile

MAS NOTICIAS

Comentarios

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.