Noticias
Secciones
Servicios
Clasificado
Últimas noticias
Lo más comentado
EL MEXICANO

Votemos, nuestra democracia nos lo agradecerá.

por Armando MAYA CASTRO
6/27/2018 8:28:00 PM
El abstencionismo electoral, resultado de la apatía participativa, no es un problema privativo de México, sino de todos los países que tienen procesos electorales en cualquier parte del mundo.

Existen dos lecturas o interpretaciones sobre este fenómeno. Por un lado, se considera a éste como resultado del “agotamiento” de los actores de la democracia, y, por el otro, como “indicador de desarrollo democrático”.

Para Tonatiuh Guillén López se trata de “una categoría tratada de manera simple, pero que en realidad envuelve una gran complejidad, al incluir dentro de sí factores sociales de distinta naturaleza”.

Son diversas las explicaciones sobre el fenómeno que nos ocupa en esta columna. El autor antes mencionado, en su libro Baja California: escenarios para el nuevo milenio, señala que el abstencionismo se suele explicar "como protesta ciudadana, como incredulidad pública hacia los procesos electorales o bien como síntoma del subdesarrollo de la cultura política. O también, cuando se le explica por "desilusión" o "desencanto" de los ciudadanos ante determinados actores políticos".

Algunas voces están convencidas de que, debido a los altos índices de criminalidad e inseguridad, el abstencionismo experimentará en la jornada electoral del próximo domingo un aumento considerable, todo en agravio de nuestras conquistas democráticas. Por ello, diversos actores sociales piden erradicar con nuestra entusiasta participación el fenómeno político en comento.

Coincido totalmente con quienes señalan que el abstencionismo es un flagelo que vulnera considerablemente nuestra democracia, además de deslegitimar el resultado de las votaciones, así como la gobernabilidad en el país.

Este primero de julio, ningún mexicano puede darse el lujo de no votar. Tenemos la responsabilidad de consolidar nuestra democracia, sobre todo al saber que encaramos el proceso electoral más costoso en la historia de México, tal como lo ha dicho Jorge Eduardo de León Palma, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Aquí sus palabras: “El abstencionismo es un enemigo a vencer en este proceso electoral porque, a parte de lo caro que es esta elección, necesitamos decirles a los mexicanos que asuman su responsabilidad histórica y que acudan a votar”.

Sé perfectamente bien del hartazgo social hacia las fuerzas políticas de nuestro país, marcadas en la mayoría de los casos por las prácticas de corrupción, impunidad y opacidad política, así como por la falta de credibilidad de las élites políticas. Frases como “todos los políticos son lo mismo”, “prometen y no cumplen”, “buscan el poder sólo para robar”, indican que hay una gran decepción entre los mexicanos.

Entiendo perfectamente bien la decepción del pueblo de México con los políticos de nuestro tiempo, pero no entiendo que veamos al abstencionismo como la forma correcta de expresar disconformidad y solucionar los grandes problemas que nos aquejan como nación. Dejémoslo claro: son los políticos los que nos han decepcionado grandemente, no la democracia, por la que debemos seguir luchando hasta lograr lo que anhelamos recibir de ella, exigiendo el cumplimiento de las propuestas y compromisos de los políticos en campaña.

Se ha dicho hasta el cansancio que “quien no vota, le cede a otros el derecho de elegir al gobernante de todos”. Esto parece trillado, pero es la verdad, por ello invito a mis lectores desde este espacio de análisis, que el próximo domingo salgamos a votar y hacer valer nuestro voto. Hagámoslo pacíficamente, por bien de México y de nuestra democracia.

/informacion/editoriales/3/16/editorial/2018/06/27/1051877/votemos-nuestra-democracia-nos-lo-agradecera

MAS NOTICIAS

Comentarios

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.