Noticias
Secciones
Servicios
Clasificado
Últimas noticias
Lo más comentado
Especial

Transitemos de la tolerancia a un estado de respeto absoluto

por Armando MAYA CASTRO
3/13/2018 11:24:00 AM
En nuestro país y en nuestro tiempo, el bullying es un problema que afecta a millones de niños. Se trata sin lugar a duda de un problema grave de carácter universal, presente en escuelas públicas y privadas de prácticamente todos los países del mundo.

Este problema lo conocen todos los seres humanos, porque es uno de los grandes males que afectan al mundo de nuestro tiempo. El acoso escolar es tan conocido por su gravedad, que diversas historias relativas al tema han sido llevadas al cine y tratadas por especialistas.

Sin embargo, los cineastas y quienes se han ocupado de este preocupante tema sólo puede señalar el problema y los males derivados del mismo, sin presentar soluciones que resuelvan esta problemática social.

Por ello, me parece importante dedicar mi columna de este día al mensaje que el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García dirigió a poco más de 12 mil fieles reunidos el pasado domingo las instalaciones del Coliseo Centenario de la ciudad de Torreón, un evento que forma parte de la duodécima etapa de la Gira Apostólica Universal, y que estuvo marcado por la alegría y la espiritualidad que produce en los miembros de La Luz del Mundo la presencia y mensaje del Elegido de Dios.

En ese inmueble, ante su pueblo y autoridades de gobierno que asistieron al evento para oírle y reconocer su aporte para la solución de los problemas sociales, el Ungido de Dios expuso el tema “Respeto absoluto, no a la tolerancia”, dedicando parte de su predicación al bullying, causante del sufrimiento de miles de estudiantes, y que ha cobrado la vida de muchos de ellos en México y el mundo.

“Más allá de la tolerancia se debe de enseñar a la niñez el respeto absoluto hacia todas las personas de cualquier edad, aunque tengan alguna discapacidad o hablen alguna lengua distinta a la nuestra, que sean de una raza diferente o tengan una creencia diferente”, señaló el Apóstol de Dios ante una multitud que por más de una hora se deleitó con sus palabras.

Se remontó luego al ejemplo bíblico de José, hijo de Jacob, quien fue aborrecido por sus hermanos debido al amor tan grande de su padre, quien le hizo una túnica de diversos colores. El rencor de sus hermanos creció al grado de intentar matarle.

“No era sólo un sentimiento de coraje normal o común”, explicó el Apóstol de Dios, quien añadió: “Le hacían violencia verbal, porque dice la Palabra que ellos no podían hablarle pacíficamente. Si no era de esa manera, ¿cómo hablaban sus hermanos a José?”, preguntó y respondió: “con burlas, con pleitos, con disensiones”.

Luego preguntó por qué convivían ellos con su hermano José, y respondió: “Porque lo toleraban. Pues eso es la tolerancia: aguantar, soportar, aunque no se esté de acuerdo o se compartan las mismas ideas; sin embargo, el que tolera, puede dejar de hacerlo; y ahí nace el hostigamiento, la intolerancia, la falta de respeto; entonces se desata un acoso, una molestia, un maltrato y hasta un intento de homicidio, de parte de sus hermanos hacia José”.

Las causas del bullying pueden ser diversas. “En sus hermanos fueron la envidia, la falta de amor al prójimo, el rencor, la falta de respeto, la falta de valores y de principios”.

Tras explicar que dicha hostilidad ocasionó a José gran dolor, por haber sido vendido como esclavo, llevado a Egipto y encarcelado luego de ser calumniado por una mujer sin temor de Dios, el Varón de Dios destacó la reacción sin venganza de parte de José, quien perdonó a sus hermanos cuando él era el hombre más grande de Egipto después de Faraón.

“José mantenía una hermosa enseñanza de su padre Jacob, que le había entregado a él como a sus otros hijos, pero ellos no quisieron hacer caso de aquella instrucción, porque se dejaron llevar por su tolerancia, que era lo que detenía que se desbordara el odio que sentían contra su hermano”.

Y añadió: “Así como Jacob, hoy yo vengo a darte esta enseñanza; aprende cómo actúa un verdadero hijo de Dios”, sin odio, sin venganza, dejándole las cosas a Dios.

Luego de explicar que la Iglesia La Luz del Mundo ha sufrido esta forma de tolerancia y aún de intolerancia en todo tiempo, el Apóstol Naasón Joaquín pidió a la multitud: “Transitemos de un estado de tolerancia a un estado ideal de respeto absoluto, los unos de los otros”. Agregó que la Iglesia que por voluntad de Dios está bajo su cuidado y dirección, “debe promover el respeto absoluto y no aceptar la tolerancia, que no es más que un acto de indulgencia, ante algo que no se quiere o no se puede impedir y se soporta. El respeto absoluto nos permite el desarrollo de todos, sin el temor de que el que tolera se canse y agreda y se burle, ofenda y hasta prive de la vida o la libertad a los demás”, concluyó.

/informacion/editoriales/3/16/editorial/2018/03/13/1048361/transitemos-de-la-tolerancia-a-un-estado-de-respeto-absoluto

MAS NOTICIAS

Comentarios

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.