Noticias
Secciones
Servicios
Clasificado
Últimas noticias
Lo más comentado

Los beneficios de los problemas

por Sonia ALCANTAR JAIME
3/23/2016 9:35:00 AM
A nadie le gusta enfrentar problemas, pero a los problemas les gusta enfrentarnos a nosotros. Es una utopía pensar en una vida sin conflictos, la vida real está llena de ellos.

A nadie le gusta enfrentar problemas, pero a los problemas les gusta enfrentarnos a nosotros. Es una utopía pensar en una vida sin conflictos, la vida real está llena de ellos. Tal vez has escuchado decir durante mucho tiempo que los problemas tienen un propósito específico en tu vida, pero déjame decirte que el objetivo del problema dependerá de la actitud en que lo enfrentes. Existen tres formas básicas de combatir un problema: 


1.- Ignorarlo: Podrías pensar que ignorar el problema hará que se aleje de ti y no afecte directamente tus relaciones personales, familiares o laborales, pero no es así. Los problemas mientras se ignoren sólo se alargarán y aplazarán. Tal vez no llegue a lastimarte y libres la incomodad de enfrentarlo, pero ten por seguro que no se resolverá por sí solo. Posiblemente desaparezca por un rato, pero si no son atendidos en el momento de su presencia, tarde o temprano regresará para enfrentarte una vez más, y la mayoría de las veces volverá con mayor fuerza.


2.- Lamentarlo: Por otro lado, a algunas personas les agrada vivir llorando y lamentándose por los problemas que afrentan, en lugar de resolverlos. Esta tampoco es una actitud positiva para oponerse a los conflictos. Lamentar el problema se manifiesta en diversos comportamientos: a veces comenzamos a platicarlo a todo el mundo aunque nadie te pueda ayudar a resolverlo objetivamente, podemos pensar en ello todo el día y vivir mortificados toda la semana o, lo que es peor, acrecentar el conflicto al enojarnos con alguien cercano por el sentimiento de culpa e impotencia. Todo esto puede llevarnos a presentar enfermedades físicas, entre las más comunes se encuentran los molestos dolores de cabeza, problemas digestivos y problemas en la piel.

3.- Sonreír y afrontarlo con paciencia: Sí, aunque parezca imposible tener una actitud ante un problema, mantener una sonrisa ayuda a resolverlo más rápido y con una menta focalizada en el sentido lógico. En primer lugar calmará la ansiedad, el desespero, la ira y la impaciencia. Por otro lado hará que las personas a nuestro derredor se sientan confiadas en nuestro carácter para resolver conflictos y no dañaremos a los seres queridos. Guardaremos una salud física y mental. Si crees que no puedes sonreír ante un problema te diré tres buenas noticias para que procures tomar las dificultades con calma: 


a) Los problemas son pasajeros. Éstos no son para siempre, tienen un inicio y un cercano o lejano final. Recuerda que todos los problemas que has encarado han tenido un fin. 

b) Los problemas dejan enseñanzas valiosas. Gracias a los conflictos aprendemos a conocernos a nosotros mismos y a conocer a los demás. A partir de esto podemos reconfigurar nuestras relaciones afectivas y laborales, identificar nuestras actitudes negativas y las positivas para enfrentar un problema. 

c) Fortalecen relaciones. Los amigos aparecen en las situaciones más críticas y problemáticas  de la vida para dar un buen consejo para simplemente acompañar en el proceso. Si con  sabiduría intentas resolver un problema habrás ganado más amigos. 


d) Los problemas nos ayudan a madurar. Independientemente de la situación, el crecimiento  siempre es personal. La próxima vez que enfrentes un problema similar sabrás el mecanismo con el cual lo enfrentaste con anterioridad.

/informacion/articulos/10/96/reflexiones/2016/03/23/952983/los-beneficios-de-los-problemas

MAS NOTICIAS

Comentarios

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.