el-mexicano.com.mx WEDNESDAY, JULY 30, 2014
Por Ciudadanos

Hace poco acudí a la Farmacia Fenix que se encuentra en el Centro; no estoy segura si fue en la Calle Sexta o en la Séptima.

Al comprar las medicinas, me atendió un joven, el cual, nunca mencionó los precios y, yo confiada, nunca se lo pregunté. Cuando me dijeron que eran 42 dlls, les dije que ya no quería los medicamentos, para esto, yo ya les había dado 30 dlls.

Me dijo la empleada que ya no me podía regresar el dinero, que porque se lo iban a cobrar a ella, así de que los tres medicamentos, sólo me dieron dos, que según eran los que costaban 30 dlls. Les dije que iba a llamar a un policía, me dijeron que hiciera lo que quisiera, que ya no me iban a devolver el dinero; hasta la empleada me insultó, junto con un supervisor que según dijo llamarse Jorge. En ningún lugar miré un letrero en donde indicaran que ya no se devuelve el dinero. Mi pregunta es, ¿dónde dejan los derechos del consumidor estas personas?, ni ética tienen para con el cliente, como si fuera uno a pedirles, por eso estamos como estamos. Ya jamás regresaré a Tijuana y se los diré a cualquiera que quiera ir para allá, que tengan cuidado, porque es un robo el que le hacen a uno.

Las opiniones y comentarios expresados aquí no representan la opinión o el punto de vista de El Mexicano de ninguna manera. Evite escribir malas palabras e insultos. Los comentarios ofensivos serán borrados. Usted es responsable de lo que publica en el portal.

Comentarios

Comparte facebook twitter

Otros blogs

Publicidad
Publicidad