Por Arlene Moreno | lunes, 22 de febrero de 2021

El lanzador Chris Paddack compartió que en la temporada muerta tuvo la oportunidad de despejar su mente después de una campaña 2020 llena de altibajos para él.


TIJUANA- Aunque la temporada 2020 de la MLB implicó mejoras en varios aspectos para Padres de San Diego, uno de los elementos del equipo que presentó altibajos a lo largo de la campaña fue el lanzador Chris Paddack, quien pasó de abrir en el Juego Inaugural a no participar en la Serie Divisional contra Dodgers.

"Siendo el competidor que soy y sabiendo lo que este equipo quería hacer desde el arranque de la temporada pasada, fue una curva de aprendizaje para mí", comentó Paddack este domingo desde el Complejo Deportivo de Peoria, Arizona.

El texano añadió, "tan raro como pueda sonar, los resultados nunca estuvieron ahí, no estaba conforme con los resultados y mis metas personales cuando se trata del juego de beisbol, pero pude aprender mucho, pude aprender a afrontar la adversidad. Fue bueno para mí irme, ver a mi familia, despejar mi mente y ponerme metas más altas para la temporada 2021".

Durante la campaña de 2020 Paddack tuvo problemas con el que había sido su pitcheo más efectivo, la recta, lo que le llevó a bajar su efectividad del 3.33 que presentó en el 2019 a 4.73, algo que analizó en la temporada baja.

"Me sorprendió y me voló la cabeza, con la parte analítica del juego, ver la diferencia entre mi recta en el 2019 y en el 2020, me impactó y ahí fue cuando me senté y empecé a respetar que estos números no solamente los ponen en una computadora, quedan grabados en piedra", refirió Paddack, quien señaló que trabajara con esos números este año para saber en donde se encuentra.

Acerca de las nuevas adiciones que llevó a cabo Padres en el invierno, Paddack opinó, "ha sido increíble. Es una locura ver lo lejos que hemos llegado. Recuerdo haber sido canjeado en 2016 y ver esta organización crecer y ser parte de un equipo tan especial ha sido un honor y un privilegio. Estamos muy emocionados, la temporada baja fue buena".